El #TramaBus: el parvulario de Podemos

La Razón
La RazónLa Razón

El fracaso en la política de comunicación de Podemos es evidente. Hasta el PP, que no suele ser muy ducho en respuestas humorísticas, ha conseguido un éxito de comunicación a su costa.

Podemos también ha sacado el #TramaBUS de Ramón Espinar ?????? pic.twitter.com/FHVlRSq9U2

No es menos cierto que Podemos, con su autobús acusa (presuntamente) de la comisión de (presuntos) delitos a personas que no están inmersas en proceso judicial alguno. Eso en el Código Penal, artículo 206, tiene nombre y se llama calumnia. Veremos cómo responden los señalados.

Pero hablemos de comunicación: es de una torpeza galáctica el denunciar algo que se supone gravísimo (la corrupción) a través de un medio que produce risa y que no consigue que, pasado el impacto quede idea alguna. El recurso a “la trama"les sitúa como conspiranoicos, a la altura de los defensores de la exopolítica. Además, es un mensaje populista antiguo (la “casta”) que ya no cuela. No marca agenda política, pero coloca a Podemos como la agrupación más infantil del panorama político español.

Su obsesión por salir en los medios a toda costa (que hablen de mí aunque sea mal) está dejando al descubierto una organización vacía de talento.

El #TramaBUS tiene este conductor de excepción. Al fin y al cabo es el paga la parafernalia de Podemos y debe vigilar la inversión pic.twitter.com/PH1jm7Y8q8

Por otra parte, a nadie se le ocurriría sacar el #TramaBus justo después de la polémica de Hazte Oír, por eso de que no se note mucho el copieteo.

El fallo en la transmisión del mensaje y los sentimientos es tan gordo que debería de provocar una nueva purga, una vez superada la de los errejonistas. Claro que, lo mismo, la idea ha sido del Líder Máximo.