La Gran Verdad

Como ya comentaba hace hace un par de semanas, estamos esta temporada con las políticas cambiantes de nuestra inefable Alcaldesa. La polémica “belenista” sigue su tradición y finalmente no han instalado un Belén en la Puerta de Alcalá, pero eso si, siguen celebrando el Certamen de Belenes de los Centros de Mayores, me extraña que aún no se les haya ocurrido acabar con ellos, por cierto, recomiendo visitarlos hay verdaderas maravillas hechas con muchísimo esfuerzo y cariño por los mayores de nuestra ciudad. Los mayores, los grandes olvidados de del Ayuntamiento de Madrid, ese sector mayoritario que no debe interesar políticamente y al que no se le concede prioridad alguna.

La ejecución de políticas sociales va cayendo en picado, 3.000 “personas sin hogar” tenemos hoy en nuestra ciudad, según cifras de Cáritas, si algo queda claro es que se tienen que ampliar los recursos al SAMUR Social y a todas las asociaciones y fundaciones que están trabajando, muy bien por cierto, con uno de los sectores sociales más vulnerables de nuestra sociedad. Pues bien, Ahora Madrid, niega las cifras y en estos días tan cercanos a la Navidad tan llenos de buenos propósitos, no se ablandan ni piensan que uno de ellos podría ser el que nos propusimos para el año 2020 en el que pretendíamos, como meta los que si planificamos, que nadie durmiese en la calle. Soy consciente de que el asunto no es fácil ni tampoco un problema homogéneo pero lo que está claro es que puede tener solución, aunque esta sea difícil de conseguir. Debe existir voluntad política para buscar soluciones.

Muy a mi pesar observo que no sólo no se amplían recursos, sino que tampoco se elaboran los Planes Estratégicos, que sirven para establecer la hoja de ruta, la actuación del Ayuntamiento de Madrid en determinadas asuntos, los calendarios previstos, las inversiones necesarias, siguen sin estar ni publicados, ni aprobados, ni consultados con los expertos ni compartidos con los demás grupos políticos. Se trabaja con retraso y esto supone que muchos ámbitos sociales quedan totalmente abandonados a su propia suerte.

No tenemos aprobada la II Estrategia para la Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres de la ciudad de Madrid, pendiente desde 2015.

Tampoco el Plan de Prevención de la Violencia de género, recogido dentro del Pacto Social y Político contra la Violencia de Genero que se adoptó por unanimidad en sesión plenaria de 30 de septiembre de 2015. Ni el II Plan “Madrid Incluye” para la integración de las personas con discapacidad del municipio de Madrid, pendiente desde 2015. Ni la Estrategia Integral Municipal para la prevención, atención e integración social de las personas que viven en asentamientos urbanos, recogido en el acuerdo adoptado en la sesión del Pleno extraordinario de mayo de 2016. Así podría seguir porque ya ni les cuento lo que está siendo la elaboración de la Estrategia para apoyar a las victimas de Trata de Personas. Todo es un despropósito en la casa de los líos en la que se ha convertido el Ayuntamiento de nuestra ciudad.

Total, no quiero aburrirles con asuntos demasiado técnicos pero no quiero dejar de decir que estamos descolgados de parte de las políticas sociales más importantes: mayores, asentamientos urbanos, discapacidad, igualdad de oportunidades, violencia de género, políticas de familia, todo ello sin olvidar que ellos enarbolan la bandera de ser “el gobierno de lo social”, ellos que tienen olvidadas a las personas y debaten con el Grupo Municipal Popular negando la realidad cuando constantemente les pedimos que saquen adelante esas políticas sociales tan fundamentales y tan estancadas, si hubiese ocurrido esto con un gobierno Popular sinceramente no sé lo qué habría sucedido, está claro que con Carmena no quieren meterse porque ella, según nos quieren hacer ver, representa la bondad. Si hoy Madrid tiene el magnífico sistema de Servicios Sociales, referente nacional y europeo en diversos temas, es por lo que han dejado hecho los diferentes gobiernos de Partido Popular que les han precedido porque si por “el gobierno del cambio” fuera aun estaríamos en mantillas y pensando en qué hacer.

En esta época de deseos pediría que Ahora Madrid se tome en serio las Políticas Sociales, que sigan trabajando por las personas porque lo merecemos y que no tengamos que vivir en una ciudad abandonada, no sólo en cuanto a limpieza, sino en cuanto a Servicios Sociales fundamentales. Esta es la gran falacia, no se preocupan de los madrileños, salvo de sus afines y además nos venden humo. No señores, ellos no son los adalides de lo social ni muchísimo menos hay que vivirlo para comprenderlo.