Vivienda casi gratuita por llevar a sus hijos al colegio en un pueblo de León

Este pueblo berciano de Ocero pasa de mas de 1.000 habitantes a principios del siglo XX a los 60 actuales

Escuela de la localidad leonesa de Ocero
Escuela de la localidad leonesa de OceroIcal (nombre del dueño)Ical

Un alquiler social en Ocero a partir de 40 euros y con un descuento de un 80 por ciento si la familia elegida matricula a sus hijos en la escuela de Sancedo es la oferta que hace este Ayuntamiento berciano para intentar evitar las dificultades que tienen para mantener abiertas las dos aulas actuales.

“La escuela de Sancedo, única que permanece abierta en el municipio consecuencia de las áreas educativas diseñadas por la Junta, solamente se nutre de los niños del pueblo de Sancedo porque los de Cueto los llevan a Cabañas Raras y los de Ocero los llevan a Vega de Espinareda”, señalan en un comunicado.

La cuota mensual del alquiler de esta vivienda, se detallan en las bases y se calcula en función de los ingresos mensuales y número de miembros de la unidad familiar, estableciéndose un mínimo de 40 euros. Las bases están disponibles en la sede electrónica del Ayuntamiento de Sancedo: Sancedo.sedeelectronica.es, en la página web: Sancedo.es y en las oficinas municipales y el plazo para solicitarla vivienda son 20 días naturales después de su publicación en el boletín oficial de la provincia (26 de febrero de 2020).

El pueblo de Ocero contaba a principios del siglo XX con más de 1.000 habitantes, pero la emigración principalmente a Madrid y otras partes de España en busca de mejores expectativas de trabajo y futuro ha hecho que la población disminuya paulatinamente hasta colocarse en la actualidad en un censo de 104 habitantes, pero “la triste realidad es que solamente 60 personas tienen su residencia habitual en Ocero, el resto son residentes de verano o fin de semana”.

La escuela de Ocero cerró sus puertas hace mas de 40 años y el pequeño pueblo vive desde entonces una perdida constante de vecinos sin horizonte de solucionar esta situación dado que no hay prácticamente gente joven y sobre todo no hay niños, explica el alcalde, César Cabezudo.

La media de edad está por encima de los 60 años y solamente diez vecinos son menores de edad mientras que 16 vecinos superan los 80 años. “Desgraciadamente, todos estos datos nos indican que si esta tendencia no cambia, en aproximadamente 10 a 15 años Ocero corre riesgo a quedarse totalmente despoblado, a convertirse en un pueblo fantasma”, lamenta el regidor.

Por eso, utilizando recursos propios y subvenciones de la Junta a través del programa Rehabitare, el Ayuntamiento ha reformado una vivienda de propiedad municipal; la antigua casa del maestro, que lleva más de dos décadas cerrada y ahora se oferta totalmente remodelada (alicatados, instalación eléctrica, calefacción, fontanería…) y cuenta con tres dormitorios, dos baños, dos trasteros, cocina amueblada con electrodomésticos (frigorífico, horno, vitrocerámica y campana extractora de humos), calefacción y agua caliente sanitaria con caldera individual de pellets con acumulador, salón y patio delantero y trasero. A la misma puede optar cualquier familia o persona que quiera vivir establecer su residencia en este pueblo, teniendo en cuenta que las bases de esta convocatoria, favorecen a familias con hijos menores y escasos ingresos económicos.