Compromiso de Zamora con sus autónomos y el pequeño comercio

El Ayuntamiento concederá un cheque de 500 euros a los que hayan cerrado su negocio y 300 a los que hayan facturado la mitad

Francisco Guarido, alcalde de Zamora
Francisco Guarido, alcalde de Zamora

Sin duda ninguna, los autónomos, el pequeño comercio y los bares y restaurantes son los que más están sufriendo esta situación de alerta sanitaria. Ciudades y pueblos vacíos y con los establecimientos cerrados a cal y canto durante casi un mes -y lo que resta aún-, está poniendo en serio riesgo su supervivencia. Por este motivo son muchos los ayuntamientos los que se están poniendo las pilas para, ya sea aplazando impuestos o concediendo ayudas de algún tipo, tratar de apoyar a estos comerciantes y trabajadores por cuenta propia, ahogados por un futuro incierto. Y es como suele decirse por estos lares, el pequeño comercio es el latido del corazón de una ciudad.

Entre estas entidades locales que han puesto en marcha medidas se encuentra el Ayuntamiento de Zamora, que concederá un cheque de 500 euros a los trabajadores autónomos de establecimientos hosteleros, comercios, actividades culturales y venta ambulante que hayan tenido que cerrar por el Estado de Alarma. Una cantidad que será de 300 euros en el caso de aquellos establecimientos que hayan visto reducida su facturación al menos el 50 por ciento durante esta pandemia, según informan fuentes municipales.

Para poder afrontar estas subvenciones, el Consistorio que dirige Francisco Guarido, el único alcalde de capital de provincia de Izquierda Unida en toda España, ha reservado un millón de euros que, si es necesario, se ampliará “para que ningún autónomo que cumpla estos requisitos se quede sin ayuda”, apuntan.

El equipo de Gobierno municipal llevará esta línea de ayudas extraordinarias al pleno telemático que se celebrará durante los próximos días, aún por concretar la fecha y a hora definitivas. Con esta medida, desde el Ayuntamento zamoarano están convencidos de que podrán, al menos, mitigar un poco las devastadoras consecuencias de esta alerta sanitaria entre estos colectivos que más están padeciendo el estado de alarma y conseguir que puedan sacar un poco la cabeza al exterior para respirar.

Las partidas se distribuirán entre los beneficiarios según unas bases de concesión elaboradas de forma que sean “ágiles, concretas y de ejecución inmediata”. Desde el Ayuntamiento zamorano insisten en que el objeto de las subvenciones es impulsar la actividad económica y otorgar liquidez a las empresas zamoranas para facilitar el cumplimiento de sus obligaciones empresariales, contribuir al mantenimiento de la actividad y el empleo y amortiguar la reducción drástica de ingresos.

También proteger el interés general de los zamoranos y dar soporte a los autónomos del sector del comercio, de la hostelería, de las actividades culturales y de la venta ambulante para minimizar el impacto producido por esta crisis y estar preparados para que una vez finalizada la alarma sanitaria, la economía local se pueda reactivar lo más pronto posible.

Desde el Ayuntamiento informan igualmente que estas ayudas serán complementarias a las que pueda habilitar el Gobierno de España o la Junta de Castilla y León, además de otras que pueda adoptar el propio Consistorio sobre la marcha en los próximos días en función de como vaya evolucionando la situación y la deseada “desescalada” o regreso progresivo a la situación anterior a esta pandemia. También se complementan con otras más e carácter fiscal que ya se han puesto en marcha en la ciudad, como el descuento de la tasa de terrazas por el periodo que permanezcan sin ponerse por el Estado de Alarma, la exención del pago de la tasa de basura comercial ese tiempo, que los niños de las escuelas infantiles municipales no paguen durante el periodo de cierre o que los industriales del mercado de abastos y del mercado de mayoristas de Zamora no paguen la cuota que les corresponde durante los próximos meses.