Aparicio defiende que las medidas demandadas por los empresarios evitarán la pérdida de “miles de empleos”

El presidente de Cecale además solicita equipos de protección y que se extiendan los ERTEs

Santiago Aparicio, presidente de la patronal Cecale
Santiago Aparicio, presidente de la patronal Cecalemir_icalIcal

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, salió en defensa de las medidas que han solicitado el sector a los diferentes gobiernos, ya que evitarán “muchos cierres” y la pérdida de “miles de empleos”.

Durante una rueda de prensa telemática, señaló que las propuestas “no son egoístas sino solidaridas”, debido a que “si se salvan empresas, se salvan miles de puestos de trabajo, porque de lo contrario se llegará a una situación social tremenda a la que no desaríamos llegar nunca como cinco millones de desempleados y el pago de prestaciones de paro y de renta garantizada de ciudadanía”.

Santiago Aparicio consideró “preferible” invertir donde sea necesario y no tener que utilizarlo en el pago del desempleo y la Renta Garantizada de Ciudadanía. “Ya sé que es muy doloroso tener que apoyar con cientos de millones de euros a las empresas pero, sinceramente, es la economía. Si la situación económica no se salva no se salva el empleo ni el país. Llegar a a ese escenario sería terrible y significaría que no hemos podido resistir y al final hemos tenido que ir a una situación de reconstrucción total, con una economía hundida y bajo mínimos”, añadió.

De ahí que repitiera las medidas ya anunciadas por la patronal durante las últimas semanas como el retraso del pago de impuestos y los intereses de los préstamos, inyección de liquidez para, por ejemplo, el abono a los proveedores, porque es "como el comer" para salvar empresas y empleos y el acceso a los créditos ICO con la agilización "al máximo" de los trámites administración.

También significó que muchos empresarios están en una situación "límite", por lo que demandó a los Gobiernos central y autonómicos ayuda a las compañías que no son servicios esenciales para que puedan volver a su actividad. "Cuanto más tiempo estén cerradas, más hondo se hará el agujero y más se puede contraer el PIB", advirtió.

En este sentido, el presidente de Cecale reclamó a las administraciones equipos de protección individual (Epis) para que los trabajadores puedan volver a sus puestos y que el Gobierno de la Nación no requise los tests de detección de contagios para realizar las pruebas a todos los trabajadores, algo que consideró "fundamental". No en vano, señaló que el objetivo es detectar a los empleados asintomáticos y así evitar el contagio a otras personas de la plantilla.

Santiago Aparicio manifestó que la patronal no tiene constancia que las empresas realicen su actividad sin estas medidas de seguridad. En este sentido, recordó que Cecale difundió, “por activa y por pasiva” y casi empresa por empresa, que no volvieran al trabajo sin los Epis y si no cumplían con la guía del Ministerio de Sanidad para funcionar en los sectores no esenciales.

Además recordó que se les advirtió a los empresarios que, en caso de algún contagio, la responsabilidad iba a recaer en ellos, al estar equiparable a un accidente laboral. “No nos consta que nadie trabaje en esas situaciones porque sería una temeridad y si nos enteramos de algún caso seríamos los primeros en denunciarlo”, subrayó.

Peligro para la hostelería

Por otra parte, el presidente de Cecale temió los problemas que va a sufrir el sector hostelero una vez finalice el estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19, al poder desaparecer uno de cada cuatro negocios al no compensar a sus propietarios desde el punto de vista económico.

Santiago Aparicio reconoció que los sectores terciario y de servicios, con mucho peso en Castilla y León, serán los “más dañados” por la situación actual y, de manera muy especial, la hostelería y el comercio así como cualquier actividad que implique un contacto directo con el ciudadano.

“La Comunidad lo va a pasar mal y el impacto será tremendo en la hostelería porque será más costoso abrir y tener el negocio al 25 por ciento de lo normal, con la obligación de mantener normas de seguridad y de distanciamiento”, declaró.

El presidente de la patronal afirmó que la única solución para estos sectores, donde prima tanto el contacto y las relaciones sociales, es el descubrimiento de un antiviral o la vacuna. “Sería la salvación para cambiar los modos de relacionarnos y podríamos llegar a una situación de preconfinamiento y anterior al estado de alarma”, concluyó.