Los sindicatos piden consenso para hacer frente a la crisis económica en el Día de Castilla y León

Los leonesistas reniegan de la fiesta y reclaman unión para abordar las medidas que necesite la Comunidad tras la pandemia

Los concejales de UPL, Teresa Rodríguez en la imagen, reivindican a León el día de la Comunidad
Los concejales de UPL, Teresa Rodríguez en la imagen, reivindican a León el día de la ComunidadPeio GarcíaIcal

Las grandes reivindicaciones que solía dejar en el aire el Día de Castilla y León se han visto desdibujadas este año por la pandemia, que ha enmudecido la campa de Villalar de los Comuneros. Sin embargo, los sindicatos UGT y CCOO no han dejado pasar la fecha para pedir a la Junta “un gran pacto” para hacer frente a la crisis económica que seguirá a la sanitaria.

Así, sus secretarios generales en la Comunidad, Faustino Temprano y Vicente Andrés, han reivindicado “una nueva política para nuevos tiempos” en la que prime lo público, que incluya una nueva fiscalidad y en la que “los recortes queden sepultados en el pasado”.

Por su parte, Andrés ha insistido en la necesidad de este “gran pacto” para el que “hay que arrimar el hombro todos” cuando se augura una caída de la economía entre el 8 y el 13 por ciento y un incremento del desempleo hasta 22 por ciento, por lo que ha exigido más gasto público y en inversiones aunque haya menos ingresos.

Asimismo, ha argumentado que “no vale el austericidio, ni el recorte, hay que combatir la crisis con inversión pública y para eso hace falta elevar los ingresos de forma importante”, para recordar, por ejemplo, el gravamen del 0,87 por ciento de las nóminas que estableció Alemania un año cuando se produjo la reunificación para cuadrar cuentas.

Además, Temprano ha expuesto que el reto es lograr una transición a modelos productivos “diferentes, innovadores y pujantes para el porvenir” y ha insistido en que hay que seguir apostando por lo público, por la sanidad, la educación y los servicios sociales, junto a la economía verde y circular, la industria 4.0 y el sector agrario y ganadero. “Nadie debe quedarse atrás este proceso”, ha dicho.

Castellanos o leoneses

Por su parte, el ala más leonesista de la Comunidad han vuelto a escenificar su rechazo a esta fiesta y desde el colectivo Conceyu País Llionés an resumido la jornada en una frase: “Nada que celebrar y todo que reivindicar”, por lo que consideran que no pueden dejar pasar el Día de Castilla y León sin “rebelarse” contra una Junta que, dicen, “pretende consolidar una identidad artificiosa, inexistente; amalgamando a todos bajo la etiqueta de castellanoleoneses. O somos leoneses, o castellanos; ¿Híbridos? No, gracias”.

“En el Bierzo el 23 de abril es un día festivo pero realmente no hay una gran celebración”, ha resumido el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, que ha destacado que “en la comarca no hay un sentimiento arraigado de pertenencia a la comunidad autónoma después de todos estos años”. Idea a la que se suma el alcalde socialista de León, José Antonio Diez, quien ha asegurado que “el sentimiento de pertenencia a esta Comunidad ha estado y está en entredicho desde su constitución”.

El secretario general de la Unión del Pueblo Leonés (UPL), Luis Mariano Santos, ha considerado que el Día de la Comunidad significa “tan poco para los leoneses” que no ve mayor diferencia respecto a oros años que la circunstancia del confinamiento. “Eso sí le confiere la particularidad; por lo demás es como cualquier otro día porque no nos dice absolutamente nada a ningún leonés. El que quiera creer que esta fiesta representa algo para León comete el mismo error que en los últimos 40 años”, ha remarcado.

Más oportunidades para los jóvenes

La agrupación Jóvenes de Castilla y León en Madrid ha publicado un vídeo en el que lamenta las pérdidas humanas y el sufrimiento de la sociedad a causa del coronavirus Covid-19, y muestra su compromiso de continuar reivindicando una salida a la falta de oportunidades en la zona como conmemoración del 23 de abril, Día de la Comunidad.