Un positivo y ocho personas aisladas por sospecha en casas de acogida

La ocupación en estos lugares así como en los centros de emergencia para acoger a víctimas de malos tratos se mantiene en torno al 48 por ciento, lo habitual antes de la pandemia

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, momentos antes de comparecer en las Cortes para dar cuenta de su gestión en esta crisis sanitaria
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, momentos antes de comparecer en las Cortes para dar cuenta de su gestión en esta crisis sanitariaIcalIcal

La atención a las personas, mujeres la gran mayoría, que sufren malos tratos y violencia en el hogar es una prioridad para el Gobierno autonómico desde hace años, pero especialmente ahora en tiempos de pandemia y confinamiento en el hogar, puesto que el riesgo a sufrir cualquier tipo de agresión se incrementa sobremanera y estas personas sufren por ello una doble victimización.

Ante este nuevo escenario derivado de esta crisis sanitaria por el coronavirus, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades puso en marcha un Plan de Contingencia para actuar de manera ágil y coordinada ante las nuevas necesidades que pudieran surgir y ayudar lo más rápido posible a estas personas vulnerables, tanto con recursos, reforzando el teléfono 012 o los servicios de asesoramiento jurídico y psicológico así como potenciando el seguimiento de los casos de riesgo a través de los puntos de coordinación existentes en las nueve provincia de la Comunidad o protegiendo las casas de acogida y los centros de emergencia, para albergar con garantías a estas mujeres.

La consejera de Familia, Isabel Blanco, comparecía esta mañana en las Cortes para dar cuenta de su gestión en esta alerta sanitaria, y allí ponía en valor este sistema de atención a víctimas de malos tratos.Al respecto, destacaba que los centros de emergencia se encuentran en este momento al 48 por ciento de ocupación, con doce nuevos ingresos en ellos desde que comenzara el estado de alarma. Espacios todos ellos que están abiertos las 24 horas del día y los 365 días del año, que están dotados con equipos de protección individual y cuentan con todas las medidas de prevención recomendadas, y en los que afortunadamente no hay que reseñar ningún contagio por coronavirus.

No ocurre lo mismo con las casas de acogida, que a pesar de contar con las mismas medidas de prevención y protección, así como de una ocupación del 47 por ciento -también habitual a lo que había antes de que la pandemia entrara en nuestras vidas-, han registrado un caso positivo por Covid-19 en la provincia de León mientras que otras ocho personas se encuentran en estos momentos aisladas en la casa de acogida correspondiente (cinco en León y tres en Valladolid) a requerimiento de las autoridades sanitarias por sospecha de que alguna residente pueda estar infectada, según explicaba este mediodía la consejera, quien apuntaba que en estas casas en las que ha habido algún caso o contagio no se reciben nuevos ingresos.

La consejera ponía también en valor el Proyecto Mujeres Atrapadas que su departamento ha puesto en marcha en colaboración con las entidades del tercer sector durante estas semana de confinamiento para ayudar y cubrir las necesidades básicas de mujeres y menores que ejercían la prostitución antes de la pandemia y que durante ella su situación de vulnerabilidad se ha incrementado notablemente. Un programa que realiza una atención psico-social y un seguimiento telefónico de su estado, denuncia posibles situaciones de trata de seres humanos y explotación sexual y que en estos días de pandemia ya ha atendido a 33 mujeres en las provincia de Burgos, Valladolid y León, pudiendo llegar a resultar beneficiarias de esta ayuda más de 250 mujeres, según los datos aportados por la consejera.

Atención a menores

Por otro lado, Blanco daba cuenta en su comparecencia de la gestión de su departamento en la atención a menores en riesgo, debido a que sus padres ,cuidadores o representantes legales se han visto afectados por el coronavirus y se han quedado solos. Blanco informaba de que la Junta puso en marcha un protocolo de actuación al respecto para atender y cuidar de estos menores durante el tiempo en el que el adulto no pudiera hacerse cargo de ellos, aunque este recurso no ha sido necesario activarlo de momento, ya que los cinco casos de menores detectados se han resuelto llevando al menor a su familia más próxima o porque alguno de los adultos recibió el alta hospitalaria.