El asentamiento de Europa podría ser resultado de varias oleadas migratorias de una misma población

El Cenieh de Burgos realiza el análisis morfológico y métrico de los molares inferiores de la mandíbula de Montmaurin-La Niche (Francia) mediante microtomografía computarizada para estudiar el origen de los neandertales

El Cenieh investiga la mandívula
El Cenieh investiga la mandívulaIcal

El Grupo de Antropología Dental del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh) acaba de publicar un estudio que refuerza la hipótesis de que el asentamiento de Europa podría ser el resultado de varias oleadas migratorias, en momentos diferentes, provenientes de una misma población de madre.

El artículo cuenta con la colaboración de la paleoantropóloga Amélie Vialet del “Muséum National d’Histoire Naturelle” (MNHN) de París, y se acaba de publicar en la revista “Journal of Human Evolution”. Se trata de un detallado estudio externo e interno de los molares de la mandíbula del yacimiento francés de “Montmaurin-La Niche”.

La publicación, liderada por las investigadoras Marina Martínez de Pinillos (Cenieh) y Laura Martín-Francés (Cenieh y PACEA-Universidad de Burdeos), pretende arrojar luz al origen de los neandertales, según indicaron noy fuentes del Cenieh. Los últimos datos obtenidos de estudios paleontológicos y geomorfológicos sitúan a la mandíbula de Montmaurin-La Niche en una posición cronológicamente intermedia entre los fósiles del Pleistoceno Medio y los neandertales.

La técnica de la microtomografía axial computarizada (microCT) ha permitido comparar los molares de esta mandíbula con las estructuras externas e internas de más de 400 molares del Pleistoceno y Holoceno de Europa, Asia y África. Este exhaustivo análisis métrico y morfológico ha revelado que, si bien la mandíbula está más estrechamente relacionada con las poblaciones africanas y eurasiáticas del Pleistoceno Inferior y Medio, la morfología del esmalte y de la dentina así como las proporciones de la cavidad pulpar son similares a la de los neandertales. “Sin embargo, los valores del grosor de esmalte absoluto y relativo (2D y 3D) muestran una mayor afinidad con aquellos exhibidos por algunos homínidos del Pleistoceno Inferior”, señaló Marina Martínez de Pinillos, informa Ical.

Posible hibridación

En las últimas décadas, los hallazgos en Europa de restos fósiles humanos del Pleistoceno Medio han instado a reabrir el debate sobre el escenario evolutivo del género Homo en dicho continente. “La gran variabilidad encontrada entre los diferentes fósiles del Pleistoceno Medio europeo, no puede ser obviada a la hora de estudiar la evolución humana en nuestro continente”, afirmó Laura Martín-Francés.

La variabilidad en las poblaciones europeas del Pleistoceno Medio podría indicar diferentes migraciones en distintos momentos y/o fragmentación de la población, pero también puede ser que se deba a la posible hibridación entre residentes y nuevos pobladores, según indicaron desde el Cenieh.