Las entidades locales que se sumen al acuerdo de los remanentes recibirán del Gobierno 406,9 millones

Este jueves se debate y vota el Congreso de los Diputados el polémico Real Decreto para el uso de los ahorros de los municipios

Este jueves el Congreso de los Diputados debatirá y votará el polémico Real Decreto Ley que recoge el acuerdo entre el Gobierno de España y la Federación Nacional de Municipios y Provincias (FEMP) tras el no menos polémico acuerdo alcanzado en el seno de esta entidad que es la voz del municipalismo, que salía adelante con el voto de calidad de su presidente, el socialista Abel Caballero, y con el rechazo del resto de representantes municipales de todos los partidos, incluidos los socios de Sánchez en el Gobierno, como es el caso de Bildu, los independentistas catalanes e incluso Podemos.

Pese a que lo más probable es que no se apruebe, aunque todo puede ser, desde el Gobierno de España siguen adelante tratando de explicar las “bondades” de este real Decreto desoyendo las críticas de todo el municipalismo y especialmente desde el PP, donde consideran un chantaje y una expropiación en toda regla a los ayuntamientos y diputaciones así como una intromisión en su autonomía económica y financiera además de la desigualdad que generaría entre municipios, en función de si tienen ahorros o no.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, comparecía este miércoles ante la prensa para informar de este Real Decreto, y allí aseguraba que todo los ayuntamientos y diputaciones provinciales de Castilla y León que se adhieran al mismo, ya que es voluntario, podrán recibir 406,9 millones de euros si finalmente se aprueba el Real Decreto para el uso de los remanentes.

“El objetivo de esta medida es dar salida a estos remanentes que desde hace ocho años están retenidos en los bancos debido a la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el Gobierno del PP”, decía Izquierdo, al explicar que con estos ahorros aportados como préstamo, el Estado creará un fondo del que podrán participar las entidades locales en, al menos, el 35 por ciento de lo que hayan acreditado como aportación. Un porcentaje que, continuaba, podrá ser mayor si no participan todas las entidades.

La delegación del Gobierno baraja que ayuntamientos como el de Valladolid y Burgos podrían recibir 19,5 y 15,4 millones de euros respectivamente en caso de acogerse al fondo, mientras que municipios grandes que no son capitales de provincia como el vallisoletano de Arroyo de la Encomienda podrían recibir 5,5 millones de euros, o los 2,6, 2,3 y 2,2 que obtendrían Aranda de Duero, en Burgos; San Andrés del Rabanedo, en León; y El Burgo de Osma, en Soria, respectivamente.

El delegado del Gobierno avanzaba también la creación de un fondo de transportes de hasta 400 millones de euros con el que el Estado pretende compensar a los ayuntamientos por la caída de ingresos del transporte colectivo urbano durante el estado de alarma decretado ante la pandemia de la Covid-19.