Castilla y León y otras cinco autonomías exigen más cooperación económica al Gobierno y recursos

Fernández Carriedo demanda un fondo Covid para 2021, el reparto equilibrado de los fondos europeos y la convocatoria inmediata del Consejo de Política Fiscal y Financiera

El consejero de Economía y Hacienda de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, reclamó junto a los responsables de Andalucía, Galicia, Madrid, Murcia y Ceuta más cooperación y coordinación con el Gobierno, para lo que exigió la convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera, así como recursos suficientes para hacer frente al COVID-19 e impulsar la actividad económica y el empleo.

El consejero de Economía y Hacienda participó este viernes en Sevilla en una reunión para analizar la situación actual en materia de planificación presupuestaria con los consejeros de Hacienda de la Comunidad Autónoma de Andalucía, Juan Bravo; de Galicia, Valeriano Martínez; de Madrid, Javier Fernández- Lasquetty; de Murcia, Javier Celdrán; y de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Kissy Chandiramani.

Fernández Carriedo urgió una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se haga un reparto equilibrado de los fondos europeos, la creación de un fondo Covid estatal para 2021, que las entregas a cuenta para 2021 no sean inferiores a las del ejercicio actual y la flexibilización de los límites de déficit y deuda de forma coherente con el escenario actual de crisis.

En el encuentro, celebrado en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, los consejeros abordaron la situación que vive la sociedad ante las consecuencias de la actual pandemia. Por ello, los consejeros pidieron el retorno a la cooperación y coordinación económica-financiera con las Ccmunidades, para que puedan desplegar su autonomía de gestión en un entorno de certidumbre, así como para que el Estado garantice la realización efectiva del principio de solidaridad y vele por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español.

En este sentido, Fernández Carriedo insistió en la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se haga un reparto equilibrado de los fondos europeos, la creación de un fondo Covid estatal para 2021, que la previsión de las entregas a cuenta no sea inferior a las de 2020 y la flexibilización de los límites de déficit y deuda de forma coherente al escenario actual de crisis.

En esta misma línea se manifestaron, según la información de la Junta, el resto de participantes en el encuentro, que solicitaron al Gobierno que no descuide la coordinación y cooperación con las administraciones territoriales y trabaje en varios aspectos.

Demandas

Este grupo de comunidades, gobernadas por el PP y Ciudadanos, demandó la convocatoria urgente e inmediata del Consejo de Política Fiscal y Financiera, puesto que recordó la Junta que su reglamento de régimen interior establece que “habrá de reunirse, como mínimo, dos veces al año”. El Ejecutivo de Castilla y León denunció que en 2019 no se reunió y en 2020 desde el mes de febrero no se ha convocado.

También demandó que cumpla con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF) y se facilite a las comunidades los documentos necesarios para que puedan realizar su planificación económico-financiera, en particular el informe de evaluación de la economía española y el nuevo límite de gasto no financiero; la previsión por entregas a cuenta para el ejercicio 2021, que al menos deberían ser iguales a las del ejercicio actual; y la valoración del tratamiento de la liquidación de las entregas del ejercicio 2020.

También pidieron valorar y revisar el cumplimiento de los objetivos de estabilidad para 2020, dado que el límite actual proyectado antes de la pandemia del COVID es del 0,2 por ciento, un objetivo que ven “muy difícil” de alcanzar para el conjunto de sector.

Además, reclamó que que desarrolle la estrategia denominada ‘Déficit Inverso’, de forma que se realice entre la Administración General del Estado y las autonomías una distribución “justa y coordinada” del límite de déficit y deuda atendiendo a la realidad del gasto.

De la misma forma, reclama que consensue con las comunidades y ciudades autónomas la creación y distribución de un Fondo Covid para el ejercicio 2021, para anticipar la financiación extraordinaria necesaria para apoyar a las comunidades y ciudades autónomas frente a la incidencia de la enfermedad durante el próximo año.

Otra de las demandas es la de reactivar la reforma del sistema de financiación autonómica iniciada tras la Conferencia de Presidentes autonómicos de enero de 2017 y aprobar de manera urgente un fondo transitorio compensatorio que corrija el funcionamiento del sistema actual. También pidió información sobre el reparto vertical y horizontal del Fondo ‘Next Generation EU’, para que las administraciones territoriales puedan ir incorporando tales previsiones en los presupuestos de 2021.

Ademas, estas comunidades apostaron por una reforma para el impulso de la colaboración público-privada y una política tributaria que reduzca las cargas impositivas para aquellos sectores que dinamizan la actividad empresarial, la llegada de inversión y la generación de empleo.

Finalmente, los consejeros ofrecieron a la totalidad de las comunidades y ciudades autónomas total cooperación para consensuar aquellas medidas que garanticen la financiación necesaria para prestar unos servicios sanitarios, educativos y sociales de calidad. Además, ante la falta de convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera, se emplazó a todos los consejeros a celebrar un foro de trabajo para abordar los asuntos económicos y financieros.