El “Pucela” busca la machada ante el Real Madrid

El Real Valladolid apela a la unidad del bloque para lograr su primer triunfo de la temporada

Pese a las bajas por la Covid, como es el caso del portero Masip; los problemas burocráticos de Jawad El Jami; la falta de forma por el Yom Kippur del israelí Weissman, el fichaje estrella y goleador; o que la acumulación de partidos esté provocando que haya jugadores tocados como Luis Pérez, el Real Valladolid afronta este miércoles su partido ante el Real Madrid (21:30 horas) con la idea de lograr la machada y, de paso, estrenar su casillero de victorias en la presente Liga Santander.

Los de Sergio González ya consiguieron el pasado año arrancar un punto en su visita al Santiago Bernabéu gracias a un gol casi sobre la bocina de Sergi Guardiola, y confían en mejorar este resultado, aunque esta vez será en el estadio Alfredo Di Stéfano de la ciudad deportiva madrileña, y, de paso, dar un golpe en la mesa tras un inicio de temporada complicado marcado por la pandemia y la ausencia de público en las gradas, en el que han sumado tan solo dos puntos en tres partidos, gracias a los dos empates a un gol cosechados en su feudo del José Zorrilla ante la Real Sociedad, en el debut liguero, y ante el Celta de Vigo este pasado domingo. Entre medias, un derrota por 2-0 ante el Real Betis de Pellegrini, ya olvidada, pero que escoció por el juego y las malas sensaciones que transmitieron los vallisoletanos.

Para conseguir la machada ante el actual campeón de Liga o sacar algo positivo, el técnico blanquivioleta tiene claro que los suyos han de ser un bloque y deben estar más unidos y ser más solidarios que nunca. “Debemos asociarnos, estar juntos y no dejar espacios para conseguir que el Real Madrid esté incómodo en el campo y luego aprovechar alguna de las jugadas que tengamos para marcar”, aseguraba este martes en la previa el entrenador catalán, que cumple su tercera temporada en la capital del Pisuerga, con el reto, un año más, de mantener al equipo en la máxima categoría del fútbol español.

Sergio González reconoce que el juego del equipo no está siendo brillante pero apela también a la ilusión, al descaro que han de mostrar y a ese punto de suerte que siempre hace falta cuando juegas contra un equipo grande para dar la sorpresa a los de Zinedine Zidane, un equipo que, para Sergio González, tiene una “enorme calidad” además de contar con “numerosas alternativas” que le hacen un conjunto “imprevisible”.

En cuanto al equipo que podrá poner en liza ante los merengues, es una incógnita, aunque es probable que haga cambios para dar oxigeno a la plantilla ante el explosivo inicio liguero. Ante la previsión de que Luis Pérez no supere sus problemas físicos hoy ha entrenado con el primer equipo el jugador del filial Sergio López, que podría tener sus opciones si el primero no se recupera. Tampoco ha desvelado si jugará Weissman, el fichaje estrella que está llamado a meter los goles que faltaron en la temporada pasada, junto a Guardiola en la delantera, debido a que no se encuentra a tope por haber estado apartado del equipo por el Día de la Expiación, el más sagrado del año judío. Si bien, Sergio sabe que le falta ritmo competitivo y que este solo se consigue jugando, por lo que no se descarta que pueda ser de la partida.

Lo que sí es seguro es la presencia de Roberto Jiménez bajo palos, ya que Masip sigue en cuarentena por la Covid y no tiene fecha de regreso, y tampoco es segura la presencia de otros de los fichajes estrella, el marroquí Jawad El Jamiq, debido a que no llega el tránsfer necesario para que pueda al menos entrar en la convocatoria, ya que el hecho de que pueda entrar en el once inicial es una opción lejana.