El Plan de Crecimiento Innovador permite a 26 Empresas Familiares crear y mantener más de 8.000 empleos

Gracias a la financiación de 50,7 millones de euros recibida de la Junta de Castilla y León

El Plan de Crecimiento Innovador para Pymes y Midcaps de Castilla y León impulsado por el Gobierno regional en colaboración con Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) ha posibilitado a 26 empresas familiares pertenecientes a esta asociación la creación y el mantenimiento de más de 8.100 puestos de trabajo en los últimos cuatro años.

Para ello, estas empresas familiares han acometido una inversión cercana a 133 millones de euros en diferentes proyectos de crecimiento innovador, gracias a la financiación de 50,7 millones de euros recibida a través de Sodical Instituto Financiero de Castilla y León en forma de préstamos participativos o participación en el capital social.

Del total de proyectos desarrollados, en su mayoría en núcleos rurales, el 42,3 por cidnto corresponden al sector Agroalimentario, mientras que el 15,4 pertenecen al sector Servicios, el 11,5 al sector Comercio, el 7,7 al sector de las Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) y el 7,7 al sector Químico Farmacéutico. El 15,4 por ciento restante se reparte entre otros sectores.

Promovido por el Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE) con el apoyo financiero del Banco Europeo de Inversiones, el Plan de Crecimiento Innovador fue puesto en marcha en junio de 2017 con el objetivo de financiar los planes de crecimiento innovadores de pymes y midcaps de la región.

Aunque inicialmente estaba dotado con 75 millones de euros, que fueron ampliados a 90 millones, el plan cumplió en solo 18 meses los objetivos planificados para un periodo de 4 años, agotando su presupuesto con la puesta en marcha de 43 proyectos y 307,3 millones de inversión inducida, que han permitido la creación de 2.053 nuevos empleos y el mantenimiento de 8.576 puestos de trabajo.

En enero de 2020 la Junta de Castilla y León suscribió con EFCL el protocolo para la puesta en marcha del II Plan de Crecimiento Innovador para Pymes y Midcaps de Castilla y León, que prevé alcanzar los 200 millones de euros a lo largo de la actual legislatura, lo que implicará la creación de 4.000 empleos.

Al igual que el anterior, este II Plan se dirige a financiar los proyectos de inversión de empresas de Castilla y León comprometidas con la innovación, con capacidad de crecimiento estructural del 5% en términos de facturación, inversión, internacionalización y capacidad productiva (y/o servicios), y con una potencialidad de creación de empleo del 5 por ciento durante cuatro años.

El coste total de cada proyecto financiado no debe sobrepasar el equivalente a 25 millones de euros y la cuantía de los préstamos o participaciones oscila entre 200.000 euros y 5.000.000 euros, estando destinada a actuaciones en recursos humanos, innovación tecnológica, innovación en la gestión e internacionalización.

La duración de los préstamos participativos concedidos a los beneficiarios finales deberá ser de 2 años como mínimo y hasta un máximo de siete años.

Al igual que con el anterior Plan, la colaboración de EFCL en este II Plan se centra en identificar empresas objetivo de Castilla y León, esto es, aquellas con capacidad de crecimiento estructural de al menos un 5% en términos de facturación, inversión, internacionalización y capacidad productiva y con una potencialidad de creación de empleo del 5 por ciento durante los próximos cuatro años.

Por su parte, el ICE se encarga de proporcionar los fondos necesarios que permitan incrementar el Plan de Crecimiento Innovador, y Sodical estudia y evalúa los planes de negocio de las empresas referidas y facilita los recursos de acceso a la financiación

El plan está abierto a todas las empresas de la región que reúnan los requisitos fijados, si bien presta especial atención a las empresas familiares teniendo en cuenta su peso en la economía regional, donde representan más del 90 por ciento del tejido empresarial, generan en su conjunto el 80% de la riqueza autonómica y emplean a ocho de cada 10 ocupados del sector privado.