Se irá “hasta el final” en la el caso de la muerte por cáncer de una burgalesa sin lograr una cita

Así lo asegura el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado este martes que su gobierno tiene el propósito de “llegar hasta el final” en la investigación abierta para conocer qué ocurrió en el caso de la mujer burgalesa Sonia Sainz-Maza, de 48 años, que falleció en agosto de cáncer de colon sin lograr que le dieran una cita presencial con su médico.

En una entrevista con Antena 3, Fernández Mañueco ha calificado lo ocurrido como un “hecho desgraciado que lamentamos todos muchísimo” y ha adelantado la intención de la Consejería de Sanidad de recuperar con la “máxima seguridad para los profesionales” la consulta presencial en aquellos lugares donde quedó suspendida por la pandemia, fundamentalmente en zonas rurales de la Comunidad.

Fernández Mañueco ha vinculado este caso con la reapertura de algunos centros sanitarios, al ser preguntado por si había habido un abuso de la telemedicina en la ‘España vaciada’, pero ha comenzado por decir que prefiere hablar de “España interior”, ya que es un término “más positivo” y que incluye la posibilidad de generar oportunidades en un territorio que la pandemia ha mostrado como “más seguro” que el ámbito urbano.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, habló con la hermana de la fallecida, Lidia, a la que transmitió el pesar del Ejecutivo autonómico y le anunció la apertura de una investigación reservada sobre el caso.

Casado pidió “disculpas y perdón por si alguna cosa no se ha hecho bien” y ello pudo empeorar el diagnóstico, aunque recordó que la consulta telefónica es una consulta médica, sin bien “no sustituye a la presencia en los casos que sean necesarios”