La Junta quiere ganar población atrayendo a los emigrantes en el exterior

En la actualidad hay casi 180.000 castellanos y leoneses residentes en el extranjero

Un total de 179.952 ciudadanos inscritos en el padrón de Castilla y León reside en el exterior, según refleja el INE a 1 de enero de 2020. Son 20.153 más que hace cinco años. Equivale a la población de la ciudad de Burgos. Para este colectivo el III Plan Estratégico, diseñado por la Junta, despliega 43 medidas transversales en las que prioriza el retorno para ganar población, aunque no compromete un marco presupuestario y se fía a los créditos de cada ejercicio.

Este III Plan Estratégico de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior 2021-2024, elaborado por el equipo de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, que dirige el vicepresidente Francisco Igea, sustituirá a dos anteriores, firmados por los anteriores gobiernos del PP.

Los objetivos estratégicos de este plan son ofrecer cobertura de las necesidades básicas de los castellanos y leoneses en el exterior, garantizar su participación en la vida política, social y cultural, de la Comunidad, fomentar su vínculo con su lugar de origen, promocionar Castilla y León en el mundo, considerar a la emigración parte esencial de la historia autonómica y potenciar su retorno, como recoge su documento, consultado por Ical.

«En la realidad demográfica actual de Castilla y León, el retorno a la Comunidad de nuestros ciudadanos residentes en el exterior constituye una parte esencial entre las soluciones planteadas para afrontar el reto de la despoblación», describe este tercer plan, que prioriza los programas para facilitar su retorno y plena integración.

Para el retorno se planean ayudas específicas como eximir a estos ciudadanos de un periodo previo de residencia para acceder a la renta garantizada o subvenciones para el autoempleo.

Incentivar la celebración del Día de Castilla y León entre las comunidades en el exterior, promocionar las universidades públicas para atraer talento, promover el conocimiento y uso de difusión online del patrimonio cultural castellano y leonés, articular una línea de becas para realizar estudios relacionados con la emigración autonómica o fomentar una reserva anual par ellos en programas como “Red Activa” o cursos de idiomas son otras acciones.