“La situación en Castilla y León nos preocupa, y mucho”

Así lo asegura la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y pide respetar las medidas preventivas

“La situación en Castilla y León nos preocupa, y mucho”. Así lo aseguró la consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León. Y es que según aseguró la cifra de positivos se han incrementado “más de lo previsto” en los últimos meses.

Verónica Casado explicó que el nivel de contagios que puede producir una persona se sitúa en el 1,08, siendo Valladolid la única provincia que está por debajo de uno, en concreto, 0,89. Por este motivo, reiteró su petición en respetar las medidas preventivas, y puso como ejemplo el lavado de manos, coincidiendo con el Día Internacional, ya que “es la iniciativa que más vida salva”, destacó.

También avanzó que en las últimas 24 horas Castilla y León sumó 836 nuevos casos positivos por COVID-19 de los que 45 fueron diagnosticados en las últimas 24 horas. De esta manera, el número de afectados por esta enfermedad desde el inicio de la pandemia asciende a 66.886, de ellos 60.326 confirmados mediante pruebas diagnósticas de infección activa. Según los últimos datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad, en las últimas horas se han registrado 14 nuevos fallecimientos en los centros hospitalarios de la Comunidad, a los que hay que sumar otros cuatro decesos en centros residenciales, con lo que el número total de fallecidos en la Comunidad desde el inicio de la pandemia alcanza los 2.521.

Las nuevas altas hospitalarias han sido 117, de manera que su acumulado suma 11.498 pacientes. El número de brotes activos en Castilla y León alcanza los 397 (siete menos que ayer) con 3.312 personas vinculadas, es decir, 248 más que en la jornada de ayer.

De los 14 fallecimientos en centros hospitalarios de la Comunidad, la mayor incidencia volvió a registrarse en la provincia de León, con cuatro nuevos decesos, hasta los 494; se sumaron tres en Burgos (279) y Salamanca (451); dos en Valladolid, que llega a los 500; y uno en las provincias de Segovia (228) y Zamora (144). En el resto de provincias se mantienen las cifras de ayer, con 181 fallecidos en Ávila; 112 en Palencia y 132 en Soria.

En cuanto a los 836 nuevos casos detectados, el 28,5 por ciento corresponden a la provincia de Valladolid, con 239 casos. La mayor incidencia le sigue en León, con 176; Palencia, con 125; y Salamanca, con 106. Por debajo del centenar de casos se encuentran Burgos, con 77; Segovia, con 43; Ávila, con 28; Zamora, con 27; y Soria, con 15.

Por lo que se refiere a los 45 detectados en las últimas 24 horas, 19 se detectaron en Palencia; 12 en Segovia; cuatro en Burgos y León; dos en Salamanca y Soria; uno en Ávila y Valladolid; y ninguno en la provincia de Zamora.

Incidencia

Además, Verónica Casado indicó Castilla y León no puede mirar hacia otro lado, puesto que ha doblado en un mes su nivel de incidencia, al situarse en la sexta autonomía en 14 días, con 409,12 casos por cada 100.000 habitantes, frente a la media nacional de 265,19, y la quinta en siete días, con 207,66, frente al 128 del conjunto de la nación. De hecho hay nuevas zonas que preocupan, entre ellas Cacabelos y Ponferrada, en León; las zonas básicas de salud de Cervera de Pisuerga, Aguilar de Campoo y Villarramiel, en Palencia, así como la de Riaza (Segovia), Mota del Marqués (Valladolid) y Benavente (Zamora), con un aumento considerable de casos.

En cuanto a la cifras por capitales de provincia, Casado alertó de la situación que se vive, no sólo en Salamanca, que entra en confinamiento el sábado con 504,06 casos, sino también en León, con una tendencia creciente en algunas zonas básicas de salud y con una bajada del ritmo de contagios, pero con una incidencia que está en 594,52 casos, “muy alta”.

En Palencia está en 631,28 casos; en Ávila, en 455,46; mientras que en Burgos se encuentra en 412. Por su parte, en Segovia se eleva a 255,45 casos; en Soria, a 167,52; en Valladolid, a 437,6, y en Zamora, a 306.

Por lo que respecta a los lugares con medidas, la tendencia en San Andrés del Rabanedo es elevada, con la confianzada de que las medidas puedan comenzar a doblegar la curva en los próximos días

En la capital palentina, la incidencia es también muy elevada, con 631,28, mientras que en Miranda de Ebro la curva está cayendo de forma lenta, pero progresivamente. Lo mismo ocurre en Medina del Campo, con menor incidencia, al igual que Íscar, donde mejora la tendencia en los últimos días, así como en Pedrajas, pero que aún mantiene una incidencia acumulada a 14 días de 1.863 casos. En San Pedro Latarce, el último pueblo confinado, los contagios también están cayendo.

Brotes activos

En estos momentos hay declarados en la Comunidad 397 brotes activos, es decir, siete menos que ayer, aunque ha aumentado en 248 el número de personas vinculadas a estos brotes hasta las 3.312. Valladolid es la provincia con mayor número, alcanzando los 104 con 913 positivos vinculados, mientras que León sigue siendo la provincia con menos brotes, 18 y 297 casos vinculados.

En el resto de provincias se detectan 64 brotes en Ávila, con 354 casos vinculados; 31 brotes en Burgos (243 casos); 38 brotes en Palencia (237); 48 en Salamanca (499); 36 en Segovia (324); 20 brotes en Soria (147); y 38 en Zamora (298 casos).

Residencias

En las últimas horas hasta 14 residentes perdieron la vida, de ellos diez en el hospital y cuatro en un centro residencial. De este modo, a día de hoy las residencias suman 2.817 muertos, 1.712 residentes con COVID-19 confirmado y 1.105 con síntomas compatibles con la enfermedad.

El Ejecutivo precisa que estas residencias dan servicio actualmente a 42.371 personas. El número de positivos confirmados en estos centros asciende a 8.786 mientras que 7.903 han superado la infección. Sin embargo, 34 personas siguen aisladas con síntomas compatibles y 858 en aislamiento preventivo sin sintomatología.

En cuanto a los centros propios de la Junta, para mayores y personas con discapacidad, atienden a 2.586 personas; con 26 residentes hospitalizados (cinco menos que ayer), 137 fallecidos por coronavirus y otros 117 que perdieron la vida con síntomas compatibles.

La responsable regional de la cartera de Sanidad se refirió a la situación de las poblaciones en las que la Junta han llevado a cabo medidas restrictivas, aún no están dando resultados esperados, pero es que como afirmó “la segunda oleada, como ya nos comentaron, puede ser más peligrosa que la primera”.

Además, Verónica Casado señaló que no se observa un aumento notable de contagios entre los menores de 3 a 12 años sobre la población en general después de un mes de apertura de las aulas en jornadas normales y continuas. Además declaró que se ha pasado de un 8,6 a un 10,2 por ciento, un aumento del 1,6, en las PCR positivas de menores en esa franja de edad.