La covid se lleva la vida de 767 personas desde septiembre

Castilla y León suma este miércoles 1.179 nuevos contagios y 23 fallecidos más, los brotes activos siguen al alza con 657 y las hospitalizaciones se encuentran ya en niveles de mediados de abril

Calles vacías de Salamanca durante el toque de queda
Calles vacías de Salamanca durante el toque de quedaManuel Ángel Laya Europa Press

Aunque el pasado mes de agosto ya empezó a vislumbrarse que el coronavirus seguía muy presente entre nosotros, pese a las palabras del presidente Sánchez en julio en las que anunciaba a bombo y platillo que se había conseguido derrotar al virus y que la gente debía salir a la calle y disfrutar del verano, ha sido desde el mes de septiembre cuando esta covid ha vuelto a mostrar su lado más infeccioso y, sobre todo, letal. Y es que en estos casi dos meses son 767 las personas que han perdido la vida en hospitales, residencias o en sus casas, entre las que se incluyen los 23 fallecidos en las últimas 24 horas, dos de ellos en centros residenciales, víctimas de esta enfermedad a la que aún no se ha conseguido parar los pies.

Una cifra que eleva a 2.786 los muertos por coronavirus desde marzo en los hospitales y a más de 4.600 en total, contando los que han perdido la vida en centros residenciales o en la cama de su habitación en su propia casa.

Un virus que mantiene en jaque a todo el país, con medidas de restricciones varias, que van desde el confinamiento perimetral hasta la prohibición de salir de casa de diez de la noche a seis de la mañana pasando por la limitación de aforos en establecimientos e incluso no poder fumar en las terrazas ni al aire libre mientras paseas por la calle si no se garantiza la distancia de dos metros.

Y es que la situación en Castilla y León es de máximo riesgo, como ha reconocido este miércoles también el propio presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante una entrevista con Carlos Alsina, en el programa “Más de Uno” de Onda Cero, donde ha dejado entrever que este viernes se podría cerrar a cal y canto la Comunidad para contener la expansión del virus en vísperas de un "Puente “relevante” por la movilidad que propicia, como es el de Todos los Santos. Si bien esta decisión se podría conocer esta tarde noche tras la reunión que mantendrá el jefe del Ejecutivo regional con los presidentes de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, Isabel Díaz Ayuso y Emiliano García Page.

En cualquier caso, Castilla y León está en alerta sanitaria y acumula este miércoles 1.179 nuevos contagios, que aunque se vuelve a bajar de los dos mil del pasado fin de semana y son 178 menos que los que se detectaron el martes, sigue siendo una cifra muy elevada, que pone de relieve la grave incidencia de este virus en la Comunidad. Una cifra que eleva a 84.083 las personas que se han infectado desde marzo, de las que 77.477 cuentan con la confirmación de una prueba diagnóstica. Valladolid, con 375 positivos, es la provincia con más casos, seguida de Salamanca, con 204 y, León, con 165.

Además, los brotes activos siguen aumentando de forma preocupante, y son ya 657 los focos abiertos a lo largo y ancho de la Comunidad -32 más que ayer-, con 5.580 personas vinculadas a alguno de ellos, algo que, sin embargo son 72 menos que hace un día pese a haber más brotes. La provincia de Valladolid, de nuevo, es la que más focos tiene abiertos con 183 y 1.590 personas en cuarentena -108 más en las últimas 24 horas-.

En cuanto a la presión hospitalaria, esta se mantiene igual que ayer, al 55 por ciento, con 1.294 enfermos covid en planta y 171 las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs), uno más que ayer. O lo que es lo mismo, las mismas cifras que había el 16 de abril pasado en los momentos más duros de la pandemia, con la curva de la primera ola en descenso, o del 25 de marzo, cuando iba creciendo en el primero de los casos, y del 2 de mayo en cuanto a los críticos. Debido a la presión asistencial, las 309 camas habituales de críticos son ya 438, tras habilitar nuevos espacios para los enfermos más graves.

Las buenas noticias, como cada día, llegan de las 145 nuevas altas hospitalarias, por lo que son ya 12.783 personas las que han superado la enfermedad en Castilla y León desde el comienzo de la pandemia.

Siete usuarios de residencias más fallecidos

En lo que respecta a la situación epidemiológica en los 1.214 residencias de personas mayores, con discapacidad o viviendas tuteladas, en las últimas 24 horas han perdido la vida siete residentes, cinco de ellos en hospitales o dos en el propio centro residencial, lo que deja la cifra total en pandemia en 2.937 usuarios de residencias muertos por covid, contando los 1.023 en hospitales, los 809 en residencias y los 1.105 que murieron con síntomas compatibles con la enfermedad pero sin que les hicieran la PCR que lo hubiera confirmado.

Además, desde ayer se han detectado 188 nuevos positivos que deja el número total en pandemia en 9.751 infectados en residencias, mientras que han superado la enfermedad ya desde marzo 8.335 residentes. En estos momentos, hay 58 usuarios con síntomas compatibles con la covid aislados, siete más que el martes, mientras que 1.358 usuarios se encuentran en aislamiento preventivo pero sin sintomatología, 150 menos que hace un día.

En relación a la situación en los 25 centros residenciales de mayores o personas con discapacidad propios de la Junta, en la actualidad hay 49 de estos residentes hospitalizados por covid y con 133 usuarios en aislamiento preventivo sin síntomas, siete menos que hace un día, la mayoría en la residencia Asistida de Personas Mayores de La Rubia, en Valladolid, donde hay 53 residentes en esta situación.