Tres años de cárcel al joven acusado de matar a la pareja de su madre en Nava del Rey (Valladolid)

El jurado considera que se trata de un homicidio preterintencional, por lo que acuerda su puesta en libertad

El acusado del crimen de Nava, en una de las sesiones del juicio celebradas en la Audiencia de ValladolidServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS.

La Audiencia Provincial de Valladolid ha condenado a tres años de prisión por un delito de lesiones y un homicidio imprudente al joven de 20 años acusado de acabar con la vida de la pareja de su madre durante las fiestas de Nava del Rey (Valladolid) en septiembre de 2018. El tribunal absuelve así al autor de los delitos de asesinato y homicidio doloso con la “eximente incompleta”, al no aclararse esta posibilidad.

Así, el tribunal recoge la conclusión del jurado, que ha considerado al acusado autor de cometer en septiembre de 2018 un homicidio preterintencional, es decir que el objetivo del autor de no era la muerte de la víctima y se excedió en su propósito real. Asimismo, ha sido condenado a la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de dicha condena y al pago de las costas, en las que se incluirán las correspondientes a las acusaciones particulares.

El autor de los hechos joven admitió durante el juicio que en ningún momento tuvo intención de acabar con la vida de la pareja de su madre y que el navajazo mortal que le propinó en el cuello se produjo de forma fortuita. Así, el Ministerio Fiscal mantuvo su acusación de asesinato y pidió 12 años de cárcel; mientras que tres de los hijos de la víctima, personados en la causan, consideraron que fue un asesinato, por lo que elevaron la petición de prisión hasta los 15 años.

Los hechos ocurrieron en septiembre de 2018 en la calle Arrabal de Nava del Rey, donde el acusado y el novio de su madre, José C., de 49 años, sostuvieron una violenta discusión que acabó con la muerte del segundo. El autor, quien residía de forma habitual en Medina del Campo en compañía de su padre, se había trasladado unos días a Nava, en plenas fiestas, a casa de su madre, quien entonces mantenía una relación sentimental con la víctima.

Aunque ambos salieron juntos de fiesta, al regresar, a primera hora de la mañana, se produjo una discusión. En la misma el acusado agredió a José C., causándole varias erosiones en la cara. Sin embargo, en un momento dado la víctima sacó una navaja y acometió con ella al joven, al que produjo un corte en la muñeca del brazo izquierdo. Más tarde, el acusado desarmó a la víctima y se apoderó de la navaja.