Dos semanas «difíciles» pero sin riesgo de colapso

«Estamos viendo pequeñas luces, el toque de queda parece que sí tiene impacto, aunque esto va a tardar», asegura Verónica Casado

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, junto con el doctor Jesús Blanco Varela, y el director de Comunicación, Julio López, antes de ofrecer la rueda de prensaLeticia Pérez/Ical

Vienen curvas y dos semanas muy difíciles. Sobre todo en los hospitales de Castilla y León, donde la presión por enfermos por Covid tiene al límite las camas y ya ha obligado a alterar la actividad programada, cerrando incluso quirófanos. Pese a ello no va a haber colapso, según han indicado en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el coordinador clínico de Unidades de Críticos (UCIs) del Sacyl, el doctor Jesús Blanco Varela.

Pese a ello, se empiezan a atisbar «pequeñas luces», según ha indicado Casado, que ha señalado que «parece que el toque de queda sí que está teniendo impacto», debido a que lejos de aumentar la tasa de incidencia acumulada, como ha venido sucediendo en los últimos días, este pasado martes se ha producido un ligero descenso al pasar de los 903 casos por cada 100.000 habitantes, a los 900. No obstante, sólo la provincia segoviana registra unos datos por debajo de los 500, 490,44 y son tres las provincias que superan el millar como Burgos, 1.180,81; Zamora, 1004,41; y Valladolid, 1000,87.

Eso hace que el confinamiento domiciliario no se vea tan cercano, como ha señalado Casado, aunque no por ello la situación ha dejado de ser grave en toda la Comunidad, donde el nivel de alerta en todas las provincias es el máximo, de 4, a excepción de Soria, que se rebaja al 3. De momento, la Junta no se plantea nuevas restricciones, hasta saber de qué manera está afectando tanto el toque de queda, como el cierre perimetral, además del cierre de la hostelería, complejos deportivos y grandes centros comerciales.

Donde también se ha producido una ligera mejoría ha sido en el índice reproductor del virus, donde la tendencia al alza ha caído, aunque todas las provincias se encuentran por encima del uno, a excepción de Segovia y de Soria.

Más explícito se ha mostrado el doctor Blanco que ha llegado a afirmar que esta segunda ola está siendo un fracaso colectivo, y que en estos momentos, el virus, no respeta ninguna edad, y ha puesto como ejemplo a una joven de 29 años que se encuentra ingresada en estos momentos con un cuadro complicado .

Secuelas importantes

Blanco ha corroborado que el 35 por ciento de los pacientes que entran en las UCIs de los hospitales de la Comunidad fallecen, mientras que los que sobreviven lo hacen con secuelas importantes que afectan al sistema nervioso, a la incapacidad para caminar y a un deterioro cognitivo prolongado. Respecto a la situación anímica de los profesionales sanitarios, ha manifestado que se encuentran «muy cansados» y que requieren soporte y ayuda en todo momento, «Ya que siguen trabajando a más del 100 por ciento», ha afirmado.

Y ante este incremento de ingresos en los hospitales que se prevé por parte de la Junta, la consejera Verónica Casado ha detallado que se está trabajando en hacer más agradable y amena su estancia en estos centros y en este sentido se está trabajando en adoptar nuevas medidas en el plan de humanización de Sacyl. Uno de ellos es el de ofertar el servicio de televisión gratuito en todos los hospitales públicos de la Comunidad.