Michel Plasson dirige por primera vez a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León en un inicio del Abono de Invierno

El programa tendrá un protagonismo francés con Ravel, Ibert y Bizet, junto a la solista de flauta salmantina Clara Andrada

Michel Plasson
Michel PlassonJcyl

El prestigioso maestro parisino debuta con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) en los cuatro conciertos programados entre el jueves y el domingo de esta semana (19.30 horas), en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid. Especialista en repertorio francés y batuta titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de China, dirigirá desde el podio de la Sala Sinfónica Jesús López Cobos un programa integrado por “Mi madre oca” de Maurice Ravel, el “Concierto para flauta y orquesta” de Jacques Ibert y la “Sinfonía en do mayor” de Georges Bizet. Actuará como solista la flauta principal de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Fráncfort, la salmantina Clara Andrada.

La versión orquestal de la “suite” de cinco piezas para niños “Mi madre oca” constituirá el punto de partida de séptimo programa de abono de la Temporada 2020-21 de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, con el que esta semana comienza el Abono de Invierno en el Centro Cultural Miguel Delibes. Maurice Ravel (Ciboure, 1875-París, 1937) la compuso en 1908 para piano a cuatro manos como regalo para los hijos de unos amigos.

Tras su estreno en 1910, el editor Jacques Durand convenció al autor para que realizase la orquestación y posteriormente la adaptase para un ballet. “Pavana de la Bella Durmiente”, “Pulgarcito”, “Niña fea, emperatriz de las pagodas”, “Las conversaciones de la Bella y la Bestia”, y “El jardín de las hadas” son las “Cinco piezas infantiles” a las que alude el subtítulo, inspiradas en cuentos tradicionales.

La OSCyL abordará a continuación el “Concierto para flauta y orquesta” Jacques Ibert (París, 1890-1962), un obra de referencia entre las compuestas para ese instrumento. Escrito en el formato clásico de tres movimientos y dedicado al flautista francés Marcel Moÿse, fue estrenado bajo la dirección de su propio autor en 1934. Además de sus sonido claro y penetrante, el concierto es especialmente valorado por su exigente parte solista. Para su interpretación estará en el atril Clara Andrada, flauta principal de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Fráncfort y de la Orquesta de Cámara de Europa. La salmantina, reconocida en 2018 con el Premio Ojo Crítico de Radio Nacional de España, colabora también con formaciones como la Sinfónica y la Filarmónica de Londres, Orquesta NDR Elbphilharmonie, Sinfónica de la Radio Sueca, Filarmónica de Róterdam o la Orquesta de Cadaqués, además de otras agrupaciones de cámara.

Esta será la segunda vez que Clara Andrada interprete el concierto de Ibert junto la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, tras hacerlo en la temporada 2004-2005 bajo la dirección de Alejandro Posada. La misma obra marcó otro hito en su carrera con la grabación que realizó en 2018 junto a la Orquesta Sinfónica de la Radio de Fráncfort a las órdenes de Jaime Martín. Cinco años antes había grabado su primer disco precisamente con la OSCyL —dirigida también por Posada—, un trabajo publicado por Tritó con los conciertos para flauta y orquesta de Arturo Márquez, Xavier Montsalvatge y Joan Albert Amargós.

Los conciertos del abono 7 culminarán con la “Sinfonía en do mayor” de George Bizet (París, 1838-Bougival, 1875), una obra marcada por la alternancia de pasajes rítmicos y melódicos que permaneció inédita durante mucho tiempo y que tiene una sorprendente historia detrás. Bizet la compuso en 1855, recién cumplidos los 17 años y en solo un mes, cuando era estudiante del Conservatorio de París. La partitura, que parecía destinada a quedarse como un simple trabajo de estudios, apareció en la biblioteca de ese centro en 1933 y se estrenó en Suiza en 1935, ochenta años después de ser creada y sesenta después de la muerte de su autor. Enseguida entraría en el repertorio romántico, en el que permanece como una sinfonía habitual en los conciertos, y pasaría a considerarse una de las obras maestras juveniles de la historia de la música clásica.

Al frente del programa estará el director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de China, el maestro francés Michel Plasson. Con una dilatada y reconocida trayectoria, vinculada durante más de treinta años a tareas de dirección en el Théâtre du Capitole de Toulouse, ha sido director principal de la Orquesta Filarmónica de Dresde durante siete años, además de colaborar con numerosas formaciones y teatros de ópera de todo el mundo. Especializado en el repertorio francés, del que ha realizado más de un centenar de grabaciones, entre sus reconocimientos figuran el Gran Premio de Florencia-Gould por l’Académie des Beaux-Arts de l’Institut de France y el Gran Premio de la prensa musical internacional.

Los conciertos, que se celebrarán entre el jueves 7 y el domingo 10 de enero, mantendrán el protocolo de seguridad implantado ya en el Abono de Otoño, con distancia interpersonal de los asistentes, toma de temperatura antes de acceder a la sala y uso obligatorio de mascarilla, entre otras medidas. El programa podrá descargarse mediante el código QR habilitado en las instalaciones y en la página web de la OSCyL.