Premian a los mejores planes de lectura de Castilla y León

La Consejería de Educación reconoce la calidad, creatividad e interés y el trabajo llevado a cabo en el aula en materia de fomento y comprensión lectora

Fomento a la lectura en un colegio de Salamanca
Fomento a la lectura en un colegio de Salamanca CRUZ ROJA

La Consejería de Educación, que dirige Rocío Lucas, publicó este jueves en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la orden que determina el número, la cuantía global máxima y la asignación económica para los premios a los Mejores Planes de Lectura desarrollados en el curso 2020-2021. De esta forma, se fija un total de 45 premios con un presupuesto de 45.000 euros, distribuidos entre las distintas provincias con una asignación económica de 1.000 euros cada uno.

Los galardones buscan reconocer las iniciativas que destaquen por su calidad, creatividad, interés o aplicabilidad en el aula. Los centros docentes serán galardonas sin tener que presentarse específicamente a esta convocatoria ya que optarán a ellos por el simple hecho de elaborar su Plan de Lectura.

No en vano, todos los centros sostenidos con fondos públicos de Castilla y León que imparten enseñanzas de segundo ciclo de Infantil, Primaria y Secundaria están obligados a elaborar un Plan de Lectura. En el caso de las enseñanzas de Régimen Especial, Educación de Adultos, centros integrados de Formación Profesional (CIFP), centros rurales de Innovación Educativa (CRIE) o los centros de Educación Especial (CEE) se puede desarrollar de forma voluntaria. Además, estos documentos deben ser actualizados anualmente.

“Indispensable” para el aprendizaje

Fuentes de la Consejería de Educación señalaron que la Administración autonómica considera la lectura el “eje transversal” de todas las áreas del currículo educativo y la herramienta “indispensable” para el aprendizaje de todas las materias. “Leer y escribir supone desarrollar la competencia en comunicación lingüística y asociarla al resto del currículo”, añadió.

El actual Plan de Lectura puesto en marcha por la Consejería de Educación, a través de la Dirección General de Innovación y Formación del Profesorado, está adaptado a la inclusión de las nuevas tecnologías y ayuda a la elaboración de los planes de Lectura propios en cada centro docente de la Comunidad.

Su objetivo principal es fomentar el hábito lector en los escolares y desarrollar su capacidad de comprensión lectora, ahora ya utilizando diferentes soportes y tipologías textuales, así como su escritura y comunicación oral, para favorecer la adquisición de una alfabetización propia de esta nueva sociedad de conocimiento.