Recaudan fondos para reconstruir la Escuela de Música en un pueblo tras un fuego

También se celebrarán dos conciertos, cuya taquilla irá destinada a financiar la reconstrucción de este inmueble

Ayuntamiento de El Barco de Ávila
Ayuntamiento de El Barco de Ávila FOTO: Ayuntamiento Barco de Ávila

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila, localidad abulense de 2.330 habitantes, ha abierto una cuenta para recaudar fondos destinados a la reconstrucción del Colegio de San Pedro, sede de la Escuela Municipal de Música, entre otras entidades, tras el incendio que destruyó el inmueble.

Situado en pleno casco histórico de este municipio ubicado a unos 80 kilómetros al suroeste de la capital abulense, este inmueble quedó arrasado por las llamas en la noche del 3 al 4 de diciembre, dejando sin sede también a otras asociaciones y colectivos barcenses.

Tras comprometerse con su reconstrucción, el alcalde de El Barco de Ávila, Víctor Morugij, ha anunciado esta iniciativa, junto a la celebración de dos conciertos, cuya taquilla también irá destinada a financiar la reconstrucción de este inmueble.

El regidor ha informado en nota de prensa de la decisión por parte del Consistorio barcense de abrir una cuenta bancaria para recoger donaciones destinadas a “lograr los fondos económicos necesarios” para acometer la reconstrucción del Colegio de San Pedro.

Víctor Morugij ha agradecido las iniciativas privadas surgidas para “ayudar con su trabajo y tiempo” a la restauración del inmueble y la recuperación de los instrumentos musicales, no solo de uso público, sino también de los particulares, que los integrantes de la Banda aportaban para realizar su trabajo.

En este sentido, al tiempo que se sigue trabajando en los trámites administrativos que esta actuación requiere y “en respuesta a las inquietudes planteadas por algunos vecinos del municipio, que quieren también participar y colaborar en dicha reconstrucción”, el Ayuntamiento ha puesto a disposición de todos un número de cuenta: ES67 2100 6818 1413 0053 9723.

En ella se podrán depositar los fondos que cada persona o entidad considere para contribuir a la reconstrucción del inmueble, junto a lo que se recaude en dos conciertos solidarios, siempre que la situación epidemiológica lo permita.