Coronavirus

La sexta ola ya da muestras de flaqueza

Castilla y León anota 5.494 nuevos contagios, 4.627 menos que una semana, y la Junta confía en estar en un escenario lo más parecido a la normalidad en seis u ocho semanas

Gente paseando por las calles de León
Gente paseando por las calles de León FOTO: CAMPILLO Agencia ICAL

Buenas y esperanzadoras noticias en Castilla y León. Y es que la sexta ola parece que ha dejado de crecer, y ya empieza a dar síntomas flaqueza y de que el espectacular aumento de contagios experimentado por la Comunidad tras la irrupción de la variante Omicron empieza a ser historia.

De hecho, Castilla y León espera estar lo más parecido posible a la normalidad en seis u ocho semanas, según ha avanzado el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez.

Y es que este jueves Castilla y León ha anotado 5.494 nuevos contagios, lo que suponen 2.682 menos que ayer pero 4.627 menos que hace una semana, lo que pone de manifiesto que la curva de esta sexta ola está muy próxima a revertirse.

Valladolid, con 1.146, es la provincia que más contagios ha reportado a Sanidad, seguida muy de lejos por Burgos, con 997, mientras que Soria y Segovia, con 241 y 261 respectivamente, son los territorios que mejores datos presentan en este apartado, y que dejan en 552.611 el número total de personas que se han infectado en esta Comunidad desde hace casi dos años que empezó la pandemia.

Se incrementan los brotes

Pese a este descenso de los casos, los brotes activos han crecido en 29 hasta los 385 en las últimas 24 horas, con 4.410 personas implicadas en alguno de ellos, 347 más que hace un día, con Salamanca a la cabeza, ya que cuenta con 861 afectados en 58 focos abiertos.

Las buenas noticias llegan también como cada día de las 139 altas hospitalarias que se han dado en las últimas 24 horas y que dejan en 36.573 la cifra de castellanos y leoneses que han plantado cara el bicho y superado la enfermedad desde marzo de 2020.

El peor dato llega nuevamente de alta letalidad que sigue mostrando este virus. Y es que durante este último día han sido 21 las personas que han muerto de coronavirus en los hospitales de la Comunidad (cuatro en Zamora y Salamanca; tres en Valladolid; dos en Burgos y Palencia; y una en Soria y Segovia), de las cuales 112 se han registrado en la última semana.

La mayoría de estos fallecidos de esta semana que estaban ingresados en las unidades de críticos tienen una media de 84 años, que baja a 63 de los que han muerto y estaban hospitalizados en planta, de los cuales la mitad no estaban vacunados, según ha desvelado el consejero de Sanidad, tras el Consejo de Gobierno.

Si bien, a esta cifra de 6.672 muertos por covid en los hospitales en esta pandemia, hay que sumar las 1.179 personas usuarias de residencias de mayores o con discapacidad que se fueron de este mundo en la habitación del centro asistencial en el que vivían, así como las 1.105 personas que murieron en los primeros meses de la pandemia con síntomas compatibles con esta letal y contagiosa enfermedad pero a los que no llegaron a realizar ninguna prueba diagnóstica de detección que hubiera podido confirmar que fallecieron por este virus.