Soria perderá 144 médicos en cinco años por jubilaciones, el 32 por ciento de la plantilla actual

El Colegio Oficial pide más plazas, incentivos económicos a los profesionales que elijan lugares de difícil cobertura o puntos para que puedan promocionar su carrera

José Ramón Huerta, presidente del Colegio de Médicos de Soria, y Germán del Caño, autor del informe
José Ramón Huerta, presidente del Colegio de Médicos de Soria, y Germán del Caño, autor del informe FOTO: OndaCeroSoria La Razón

La falta de profesionales sanitarios, y especialmente en Atención Primaria, no es un problema puntual de un sitio en especial, sino que es algo que afecta a toda España, pero en la provincia de Soria es más preocupante la situación que se avecina en los próximos cinco años. Y es que en el próximo lustro se van a jubilar 144 médicos, el 32 por ciento de los 335 que conforman la plantilla actual, y la mayor parte de estas plazas no se podrán cubrir porque no habrá tasa de reposición que pueda hacerlo.

El Colegio de Médicos de Soria ha lanzado este jueves un inquietante informe en el que advierte de la carencia de profesionales sanitarios, y plantea algunas soluciones para intentar corregir este problema. Entre ellas, piden a las administraciones a que aumenten el número de plazas, pero también a que pongan en marcha incentivos económicos para aquellos médicos que elijan alguna zona de difícil cobertura o puntos para que puedan promocionar su carrera también.

Soria va a perder a más del 30 por ciento de sus médicos en apenas cinco años y las bajas serán aún mayores en la Atención Primaria, donde se jubilará el 42 por ciento de los profesionales”, alertaba José Ramón Huerta, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Soria, para quien la situación “es muy grave” y puede poner en peligro la calidad asistencial y sanitaria de la provincia soriana en poco tiempo si no se toman medidas ya.

Huerta reconocía que la falta de médicos es un denominador común en toda España, y denunciaba que los médicos españoles están a la cola en cuanto a salario, y que este solo aumenta si hacen guardia. “Un total de 20.000 médicos se han marchado en los últimos años de España porque los sueldos son muy bajos”, lamentaba, al recordar que un profesional se pasa al menos once años estudiando para poder ejercer.

A esto se suma que en Soria su tasa de reposición es mucho peor que en otras provincias, ya que no es un destino atrayente ni interesante para los médicos que buscan la promoción médica u otras cuestiones personales.

El problema de falta de médicos aumentará cuando terminen su trayectoria profesional los 130 profesionales que tienen actualmente entre 56 a 60 años, con lo que, según Huerta, se pasará de una situación muy complicada a otra que puede ser “insostenible”.

Otra de las conclusiones del informe es la comparativa entre hombres y mujeres, con un mayor crecimiento con cifras parecidas entre 61 a 65 años, pero que resultan muy favorables a las mujeres menores de 60 años.

Finalmente, si el horizonte se amplia a 15 años, la situación en medicina hospitalaria llegaría al 37,5 por ciento, esto es, se jubilarían 70 de 186 médicos, mientras que en Primaria se estaría hablando e 130 de 183, esto es, el 71 por ciento de los médicos.

Por otro lado, el presidente del Colegio de Médicos denunciaba la falta de radiólogos en Soria, y advertía de que muchas de las radiografías están siendo informadas por especialistas desde Zamora y Segovia.

Finalmente, Huerta daba una buena noticia. Y es que, según avanzaba, la Junta de Castilla y León podría dar los pasos necesarios de “forma inmediata” para convertir al Hospital Santa Bárbara de Soria en universitario, y que la Universidad de Valladolid (UVa) también está por la labor.

La conversión supondría contar con mayores incentivos profesionales, sobre todo en formación, y a la larga que se cuente con un mayor personal, en concreto entre un 20 y un 30 por ciento más.