Clamor de la oposición: “No es hora de remodelar el Govern sino de convocar elecciones”

Dentro del Ejecutivo, Torra ha propuesto a Pere Aragonès hacer cambios en los consejeros de ERC y éste lo ha rechazado

La remodelación exprés por parte de Quim Torra ha cogido por sorpresa a todos los actores de la política catalana, más pendientes de una hipotética convocatoria de elecciones que de una crisis imprevista del Ejecutivo tras la pugna interna en el espacio postconvergente. El president ha comunicado esta mañana al vicepresidente y coordinador de ERC, Pere Aragonès, su decisión y le ha propuesto acometer sustituciones en los consellers republicanos, algo que Aragonès ha rechazado, han explicado fuentes de la Presidencia a Europa Press. Aún dentro del independentismo, el PDeCAT ha convocado esta tarde una ejecutiva para abordar la salida de Àngels Chacón, la única que aún mantiene el carné del partido.

Por parte de la oposición, la respuesta ha sido prácticamente unánime: “No es hora de remodelar el Govern sino de convocar elecciones”. Así se ha manifestado el portavoz del PP en el Parlament, Santi Rodríguez, quien ha instado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a llamar a las urnas y ha criticado los nombramientos de hoy. En un comunicado de este jueves, el partido afirma que el nombramiento de Ramon Tremosa como conseller de Empresa y Conocimiento “no ayuda en nada a generar la confianza que necesitan las empresas catalanas”. En el caso del cambio en Interior, los populares consideran que responde a exigencias de la CUP, y esperan que los conocimientos en Derecho del abogado y nuevo conseller Miquel Sàmper “se vean reflejados en el escrupuloso cumplimiento de la legalidad ante el incremento de la delincuencia y desautorizando las manifestaciones previstas para la Diada”. Cabe recordar que la ANC ha convocado una concentración descentralizada de 48.000 personas en 107 puntos de la geografía catalana pese a los rebrotes.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, también se ha mostrado muy contrario a la remodelación del ejecutivo catalán impulsada por el presidente de la Generalitat y ha asegurado que no tiene como objetivo mejorar su gestión sino que responde a una operación “de estricto interés partidista”, por lo que ha pedido al president que no prorrogue “la agonía de un mal Govern”. Un extremo compartido también por los “comunes” con Jéssica ALbiach al frente, quien ha reclamado elecciones de inmediato.

Incluso la CUP se ha manifestado en una línea muy parecida a la de los socialistas. El diputado de la CUP Carles Riera ha insistido en que los cambios de consellers en los departamentos de Empresa y Conocimiento, Interior y Cultura de la Generalitat son una muestra de que el Ejecutivo está “agotado”. En rueda de prensa este jueves, Riera ha sostenido que el agotamiento del Govern se debe a su “incumplimiento de los objetivos nacionales, por ser incapaz de hacer frente a la emergencia social y económica por el coronavirus”, y cree que esto debería adelantar el escenario electoral.

Por su parte, en un vídeo difundido a través de las redes sociales, la diputada de Ciudadanos, Lorena Roldán, ha achacado los cambios a la pugna dentro del universo postconvergente. “Torra no elige a los nuevos consellers para gestionar la segunda ola de la pandemia ni para mejorar la vida de los catalanes, sino por ser fieles a su causa separatista. Es lamentable que este Govern esté más pendiente de los codazos internos que de los problemas de Cataluña”.