Illa sale en defensa de los Mossos y avisa a ERC: “Está inhabilitado para gobernar quien no dé apoyo” a la policía

El candidato del PSC pide “contundencia” para evitar que la violencia se “escape de las manos”

El candidato del PSC, Salvador Illa
EUROPA PRESS
28/02/2021
El candidato del PSC, Salvador Illa EUROPA PRESS 28/02/2021EUROPA PRESS EUROPA PRESS

Desde que arrancaron las violentas protestas en Barcelona por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, el PSC ha salido siempre en defensa de los Mossos d’Esquadra. Y hoy lo ha hecho Salvador Illa con más motivos aún después de los graves disturbios de anoche, que se saldaron con la quema de varios locales (entre ellos, entidades bancarias) y un furgón de la Guardia Urbana con un agente dentro que pudo salir sin daños. El candidato socialista ha avisado, en un mensaje dirigido a Esquerra, que quien no condene y salga en apoyo de la policía catalana está “inhabilitado” para gobernar.

“Quien no condene explícitamente la violencia y quien no dé apoyo a los Mossos d’Esquadra está inhabilitado para gobernar”, ha afirmado esta mañana. “Esta escalada de la violencia se tiene que acabar, y corremos el riesgo de que se nos escape de las manos si no se actúa con la debida contundencia”, ha añadido, en un momento en que la violencia en las calles de Barcelona va en aumento.

Sí que es cierto que Pere Aragonès salió ayer por la noche a condenar de manera rotunda los altercados y ataques violentos, pero también está negociando controvertidos cambios en los Mossos d’Esquadra con la CUP para la investidura. Unas negociaciones que se avecinan largas y complejas porque las exigencias de los cuperos se unen a la propia dinámica interna (muy incierta porque es asambleario) del partido y a un contexto de máxima tensión por los disturbios en las calles.

El PSC venció en las elecciones catalanas del 14 de febrero, pero se ha quedado prácticamente sin margen de presidir la Generalitat ni el Parlament porque no tiene apoyos suficientes. No obstante, sí podría tener un papel muy influyente en la legislatura si fructifica la operación que lidera En Comú Podem (la marca catalana de Podemos), que busca gobernar en coalición con Esquerra con el apoyo externo de los socialistas catalanes.

En ese hipotético escenario, el partido de Illa tendría capacidad para presionar sobre la orientación del gobierno, que presidirá Aragonès si no hay sorpresa de última hora. No obstante, esa operación entraña también bastante complejidad porque el líder de Esquerra tendrá que decidir qué mayoría escoge: la mayoría del bloque independentista con JxCat y CUP (74 escaños) o la mayoría del bloque progresista con Comunes y PSC (74 escaños). Además, los socialistas catalanes también deberían prestarse a ello y durante la campaña electoral aseguraron que rechazarían toda complicidad con el independentismo.

También es cierto que, ante la deriva que está tomando Cataluña con disturbios prácticamente diarios, un apoyo externo del PSC a un gobierno de Comunes y Esquerra tendría un mejor encaje entre el electorado. La idea inicial del partido de Aragonès y Oriol Junqueras pasaba por un gobierno amplio, que incluyera a JxCat, CUP y Comunes, pero los morados se han desmarcado por el veto al partido de Carles Puigdemont. Ya en campaña aseguraron que no gobiernarían con JxCat y ahora, superadas las elecciones, se han mantenido en la misma postura.