Sant Jordi contra el virus

Cataluña vuelve a celebrar el tradicional día del libro en un año en el que se han abierto nuevas librerías y con numerosas novedades editoriales en el mercado

De izq. a der., en la librería Byron Najat El Hachmi, Olga Merino, Jordi Amat, Javier Cercas y Toni Hill, autores protagonistas de este Sant Jordi, posando para LA RAZÓN
De izq. a der., en la librería Byron Najat El Hachmi, Olga Merino, Jordi Amat, Javier Cercas y Toni Hill, autores protagonistas de este Sant Jordi, posando para LA RAZÓNMiquel Gonzalez

Tras el parón del año pasado, Sant Jordi vuelve a celebrarse hoy 23 de abril. No será como siempre, eso es indudable, pero no por ello dejarán de faltar los libros –demasiadas novedades editoriales–; los autores -no tantos como en otras ediciones-; las rosas; y los lectores.

Pese a las restricciones y los encierros, el pasado año no fue tan mal para un sector que esperaba números rojos al final del ejercicio. Tanto por las cifras que maneja Cedro como el Gremi d’Editors de Catalunya sabemos que, en 2020, durante el confinamiento ha aumentado en hora y media el tiempo de lectura que dedicamos en casa a la lectura. Estamos leyendo más que nunca, pese a los cantos de sirena de las plataformas televisivas. Es especialmente el libro de fondo, no la novedad, el que ha hecho más compañía, el que ha hecho que por unos momentos nos olvidáramos del horror de la pandemia. Hemos leído para evadirnos, pero también para comprender mucho mejor el tiempo que nos ha tocado sobrevivir, hecho que ha provocado que, por ejemplo, se recuperen títulos clásicos como «La peste» de Albert Camus.

Pese a que algunas librerías han cerrado sus puertas, han sido numerosas las que han abierto a lo largo del año en toda Cataluña. Barcelona ha visto nacer algunos proyectos interesantes en este sentido, todos ellos iniciativas privadas que plantan cara a los gigantes de la venta “on line”. En el caso de la capital catalana destaca la llegada de Fahrenheit 451 en la Barceloneta y que, de alguna manera, toma el relevo de la desaparecida Negra y Criminal en este popular barrio; la espectacular Ona Llibres que solamente ofrece libros en catalán; Finestres, con una ambiciosa programación y que ha iniciado su andadura incluso convocando una serie de premios a libros publicados; y Byron, un nuevo espacio que nace con la voluntad de ser uno de los puntales desde el punto de vista cultural en el barrio de Sant Antoni.

Es precisamente la Byron el espacio que hemos elegido este año para hacer nuestra tradicional fotografía de Sant Jordi, la que le da la bienvenida a usted, lector, y donde le ofrecemos una pequeña guía a las novedades más destacadas que forman parte de la programación de este día del libro. Estamos acompañados de cinco de los nombres imprescindibles de este año.

De izq. a der., Toni Hill, Javier Cercas, Najat El Hachmi, Jordi Amat y Olga Merino en la librería Byron
De izq. a der., Toni Hill, Javier Cercas, Najat El Hachmi, Jordi Amat y Olga Merino en la librería ByronMiquel Gonzalez

Javier Cercas sigue con las andanzas de su peculiar mosso Melchor Marín en «Independencia», la novela que ha supuesto su regreso a Tusquests donde publicó su gran éxito «Soldados de Salamina». Cercas nos lleva, con clave policial, hasta las élites económicas y sociales que hay en Cataluña.

Esas élites también aparecen, de alguna manera, en «El hijo del chófer» (en castellano en Tusquets y en catalán en Edicions 62), de Jordi Amat donde se nos narran las muchas sombras que rodearon al periodista Alfons Quintà, con secundarios de lujo como Josep Pla o Jordi Pujol, entre otros muchos.

Najat El Hachmi se alzó con el último Premio Nadal con «El lunes nos querrán» (Destino), un libro en el que nos lleva al extrarradio barcelonés para contarnos la historia de dos mujeres jóvenes que luchan contra las normas establecidas por determinados estereotipos, ya sean dictados por preceptos masculinos, religiosos o raciales. Es una de las novelas a tener en cuenta este año.

Eso mismo también sucede con «La forastera» (Alfaguara) de la periodista y escritora Olga Merino y con la que viajamos hasta la España profunda, en algún lugar indeterminado. La aparición de un hombre ahorcado, el terrateniente con más poder de la comarca hace que la protagonista del libro, Angie, desentierre fantasmas del pasado.

Un regreso esperado es el de Toni Hill con «El oscuro adiós de Teresa Lanza» (Grijalbo), un autor que ha sabido darle un giro intenso al género negro de misterio. En esta ocasión, Hill nos habla de hipocresía, amistad, inmigración y privilegios a partir de una cena organizada por una editora llamada Lourdes Ros.

Ellos serán algunas de las firmas más buscadas por los lectores. Ellos forman parte de un Sant Jordi que planta cara al virus.