«El mal uso de los cascos nos está dando muchos problemas a largo plazo»

Entrevista con Francesc Carreño, Audiology and Quality Manager GAES

Francesc Carreño
Francesc Carreño FOTO: La Razón

La semana pasada, coincidiendo con el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, GAES lanzó la aplicación Listen Responsibly, una herramienta con la que se busca implicar a la población en general en la concienciación y lucha contra la problemática de la contaminación acústica, la cual conlleva importantes afectaciones para la salud de las personas y que, además, va en aumento. Gracias a esta tecnología, la idea es poder llegar a trazar un mapa sonoro de España.

-¿Cuándo se considera que el ruido es nocivo? ¿Qué circunstancias se han de dar?

-Se considera que el ruido es nocivo cuando está sobrepasando los límites que la OMS y otros organismos ya marcan, que está por encima de los 80 decibelios. Pero en realidad hay dos factores importantes a tener en cuenta, que son la intensidad del ruido, que serían esos 80 decibelios, y el tiempo que estamos expuestos a ese ruido. Esos serían los dos factores que marcan el riesgo de daño o lesión.

- ¿En España, qué situación tenemos?

–España es un país ruidoso y en los últimos años eso ha ido en aumento, hemos ido generando más ruido en nuestros hogares y nuestro entorno. El informe de la OMS habla que 48 mil nuevos casos de enfermedades cardíacas están relacionad0s con una excesiva exposición al ruido. De hecho, en España la contaminación acústica provoca al año más de mil muertes prematuras y 4 mil hospitalizaciones derivadas.

–¿Somos conscientes de esa sobreexposición al ruido?

-La realidad es que no somos conscientes. El oído tiene un margen de tolerancia: a 80 decibelios, a nadie le duele el oído, pero sí que va generando un desgaste, es como una gota que va cayendo hasta que colma el vaso y eso es lo que nos hace inconscientes, porque hasta que no es una afección que nos hace no oír bien o tener un problema en el oído, no le damos importancia. No hay prevención en este sentido.

-¿Qué consecuencias puede tener ese ruido excesivo para la salud?

-Pues más allá de la pérdida de audición y de la capacidad para entender, lo cual genera estrés, inseguridad e incluso cansancio, porque hay que hacer un sobreesfuerzo para poder seguir las conversaciones, un ruido excesivo puede provocar también insomnio y los problemas de malestar y físicos que se derivan de ese insomnio. No hay que olvidar que la falta de sueño y descanso genera problemas derivados de eso, como los cardiovasculares. Hay que tener en cuenta que, en Europa, hay más de cien millones de personas que están expuestas a niveles de ruido que pueden perjudicar su salud. Y el hecho de que una de cada cinco personas españolas estén expuestas diariamente a estos niveles de ruido quiere decir que uno de cada cinco españoles tiene un riesgo alto de tener cualquier problema, tanto auditivo como de los que comentaba antes. Decimos que un 8% o 10% de la población puede tener problemas auditivos y éstos están en este grupo. También hay otros efectos más desconocidos, como serían los acúfenos, esos ruidos que oye una persona dentro de su oído pero que los demás no oyen fuera.

-¿Afecta en especial a algún colectivo de personas concreto?

–Hoy en día nos preocupa mucho que ya no es solo gente mayor la que sufre problemas de audición, en este caso normalmente por una degeneración del oído por la edad, sino que hay un volumen muy alto de jóvenes. De hecho, la OMS alerta que hay un billón de jóvenes en todo el mundo que está en riesgo de padecer pérdida auditiva por culpa de los malos hábitos, como el mal uso de los cascos, que nos están trayendo grandes problemas a largo plazo que se están viendo ahora.

-Es en este contexto que ustedes, desde GAES, han lanzado la aplicación Listen Responsability. ¿Qué es, cómo funciona y qué objetivo persigue?

-Es una aplicación que se lanzó en España el miércoles con objetivos muy concretos. Esta app permite al usuario medir con facilidad el ruido que hay en su entorno para valorar si realmente ese ruido es un riesgo para su salud o no. De hecho, la misma aplicación te dice si estás en un ruido normalizado o en un ruido de riesgo. Además, tiene recursos de información, es didáctica y aporta información sobre el ruido. Y un tercer objetivo de la aplicación que para mí es muy importante, es que crea un mapa del ruido, si la persona lo permite, según su localización. Creo que es una buena iniciativa porque, pese a que hay otras aplicaciones de medición de ruido, como sonómetros, la novedad de ésta es que permite al propio usuario medir su entorno y, por lo tanto, éste puede tener conciencia de la situación y actuar con responsabilidad, con proactividad para la prevención

-¿Para qué pueden servir estos datos que recogen los usuarios a través de la aplicación? ¿En qué piensan utilizar esta información?

-En Italia la aplicación está en marcha desde hace más tiempo y ya se han hecho 7.300 mediciones y se han registrado 4500 descargas de la aplicación, lo cual permite valorar, por ejemplo, en qué puntos de las ciudades está habiendo más nivel de ruido o si en una oficina el nivel de ruido es adecuado. Y eso nos sirve para orientar dónde tendremos que recomendar una mayor prevención para evitar futuros problemas, porque hay una cosa que tenemos que tener claro: el mejor remedio para cualquier daño o lesión causada por una exposición a un ruido excesivo es la prevención.