Publicidad
Publicidad
Ciencia

¿Cómo era el meteorito que acabó con la vida de los dinosaurios?

La extinción masiva surgió hace más de 65 millones de año y acabó con la mayor parte de la especies de la Tierra

La extinción masiva de hace más de 65 millones de años acabó con la mayor parte de especies de la Tierra, entre ellos los dinosaurios. Numerosas teorías han ido surgiendo sobre qué fue lo que produjo estas extinciones, la mayoría de ella desembocan en que fue debido al impacto de un meteorito.

Publicidad

Gracias a la NASA y ESA, sabemos que rocas de diferente tamaño se integran día tras día en la atmósfera terrestre. Conforme van avanzando, se van desintegrando, aunque algunas sí causan daños, de poca importancia. Si una roca tuviera al menos diez kilómetros de diámetro, la vida en la Tierra se acabaría. Los científicos calcularon que aquella roca tenía unos quince kilómetros de diámetro, en torno a la altura en el cielo de un avión.

Con aquella roca, la vida en la Tierra se tambaleaba y solo sobrevivieron los mamíferos más pequeños que fueron capaces de refugiarse bajo el suelo. La fuerza con la que golpeó a la Tierra fue mil millones de veces superior a la de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, provocando terremotos superiores a diez en la escala de Richter, y dejó un cráter de 200 kilómetros de diámetro, conocido como Chicxulub, situado en la actual península de Yucatán, en México. Gran parte de este cráter está enterrado en alta mar, debajo de 600 metros de sedimentos, y en tierra está cubierto de piedra caliza, pero su borde está trazado por un arco de sumideros.

El impacto también causó maremotos que elevaron la totalidad de la profundidad del mar, produciendo reacciones violentas similares a las que ocurren en los volcanes cuando el magma interactúa con el agua de mar. Desprendió numerosos materiales, entre ellos el azufre, el peor de todos, que impidió la entrada de rayos solares a la Tierra, originando el enfriamiento global y el cambio climático.

El impacto del meteorito, sin duda, fue una destrucción masiva. La teoría también tiene contradiciones, ya que algunas señalan al vulcanismo como culpable. Según estas teorías, el choque del asteroide reavivó erupciones volcánicas en el lugar en la zona en la que se encuentra la India, y que estas erupciones provocaron que se acumulara lava suficiente para llenar dos veces el Mar Negro, por lo que las especies no pudieron sobrevivir.