Los diamantes más duros son negros y cayeron del cielo

En el siglo XVIII se descubrió un tipo de diamantes oscuros, opacos y amorfos muy distintos a las joyas transparentes que se forman en nuestro planeta.