Estos animales conquistarían el mundo si los humanos se extinguen

El cambio climático supone un riesgo para la permanencia del ser humano

El calentamiento global es causado por el hombre y es vertiginoso en términos geológicos.
El calentamiento global es causado por el hombre y es vertiginoso en términos geológicos. FOTO: La Razón La Razón

El cambio climático es una realidad que avanza sin control. El aumento de la temperatura media de la tierra ha aumentado exponencialmente en las últimas décadas, un hecho que ha puesto en entredicho el sistema de emisiones y gases actual.

Desde que el Protocolo de Kyoto pusiese de moda el concepto calentamiento global muchas han sido las reuniones de los máximos dirigentes mundiales para atajar este cambio. Aun así, todo parece indicar que el descenso de emisiones pactado nunca llega a cumplirse y que las medidas adoptadas no resultan suficientes para detener este aumento.

Muchos han sido los estudios acerca de los efectos del cambio climático. El último, por ejemplo, se ha centrado en descubrir qué países no sobrevivirán a los peores efectos, algo que los coloca en un mal lugar si todo sigue igual.

Greta Thunberg se ha erigido como la gran líder contra el cambio climático en los últimos años. Gracias a su precoz edad muchos jóvenes han seguido las directrices dictadas por la adolescente hasta ser capaces de montar masivas manifestaciones a favor de las regulaciones contra el calentamiento global.

El ser humano ha sido el animal que ha conseguido mayores logros en la historia de la evolución. Tras millones de años de desarrollo hemos sido capaces de crear un mundo con unos avances increíbles.

Es tal el nivel de desarrollo y conocimiento alcanzado por los humanos que en los últimos años, además, este aún ha sido mayor. De los más de 4543.9 millones de años de edad que se calcula que tiene la Tierra en las últimas décadas se han logrado acontecimientos que serían impensables hace apenas medio millar de años.

Algunos científicos creen que nuestra especie se dirige a la sexta Gran Extinción. La última eliminó a los dinosaurios, una de las más conocidas que, además, extinguió a más del 75% de los seres vivos del planeta.

Ahora, tras el aumento descontrolado de la temperatura del planeta muchos son los que s preguntan que pasaría si la vida humana desapareciera. Es decir, si los humanos no pudiésemos soportar los efectos producidos por el cambio climático, qué sucedería.

Animales conquistadores

Una de las teorías más extendidas es que algunos animales serían capaces de conquistar el planeta. Estos desplazarían al ser humano como primero en la escala animal y tomarían el mundo a sus anchas sin nuestra presencia.

Descartados pingüinos u osos polares debido a las altas temperaturas, los científicos apuntan a los primates como los favoritos para tomar la tierra. Según el geólogo Dougal Dixon gracias a las similitudes que estos guardan con los seres humanos serían capaces de utilizar muchos de los inventos y construcciones creados.

Tanto los chimpancés como los bonobos serían los primeros en tomar la tierra y, seguramente, dominar la mayoría de ámbitos. Aun así, los expertos también destacan que esto no se produciría de forma inmediata y necesitarían años de evolución como los humanos.

Los pájaros también se erigen como candidatos. Si la extinción se diese por culpa de una gran catástrofe que pusiera a los primates al mismo nivel que los humanos, este tipo de animal sería uno de los grandes beneficiarios.

Algunos, además, como los loros grises cuentan con una capacidad intelectual superior que los pondrían en un nivel destacado. Incluso, gracias al abandono de los edificios y el aumento de la vegetación, los pájaros se verían beneficiados y aumentarían sus probabilidades de conquistar el planeta.

Los pulpos gracias a su inteligencia y los insectos son, según los investigadores, las otras dos especies. Aun así ambas cuentan con grandes contratiempos. El pulpo necesita el agua para vivir y los insectos se verían lastrados por culpa de su tamaño. Aunque se reproduzcan rápidamente y adapten a nuevas circunstancias sus depredadores podrían acabar con ellos de forma sencilla.