Pediatras alertan de la escasez de medios en Atención Primaria frente a la covid

Piden adaptar las estructuras asistenciales con nuevos circuitos para diferenciar pacientes

La Sociedad Valenciana de Pediatría ha alertado este miércoles sobre “los insuficientes recursos en pediatría de Atención Primaria frente a la covid-19 de cara a posibles rebrotes en niños y adolescentes”.

Según un comunicado de esta entidad, “para garantizar la continuidad del servicio y la seguridad de médicos y familias, los especialistas reclaman mejorar la protección individual y adaptar las estructuras asistenciales con nuevos circuitos para diferenciar a los pacientes según el motivo de la consulta, así como llevar a cabo reformas para poder proporcionar la asistencia necesaria en este contexto”.

También piden consolidar el número de plazas de pediatría y promover su ocupación real por estos profesionales para asegurar un servicio de calidad, que permita el diagnóstico y seguimiento adecuado de los casos de coronavirus.

El presidente de la Sociedad Valenciana de Pediatría, Luis Carlos Blesa, ha afirmado que si ya antes la situación en Atención Primaria era “inadecuada, esta pandemia ha evidenciado de forma notable las carencias del sistema”.

Blesa ha reclamado que la Administración realice las modificaciones necesarias para que las plazas de pediatría “resulten atractivas para los escasos pediatras disponibles y evitar que busquen otros destinos profesionales o emigren de la Comunitat”.

Según sus datos, se prevé que la tasa de pediatras descienda aún más en los próximos años debido a la jubilación de muchos de los profesionales ahora en activo.

Actualmente, en la atención pediátrica de la Comunidad Valenciana, “se realiza una media muy elevada de teleconsultas de pediatría a lo largo del día y unas menores consultas presenciales, algunas de ellas por sospecha de posible coronavirus y otras por revisiones de salud o vacunaciones, entre otros motivos”.

La Sociedad Valenciana de Pediatría ha asegurado que no cuentan con los medios suficientes para cubrir la alta demanda de atención sanitaria que se prevé en el otoño, y que aún se desconocen con certeza todos los síntomas que la covid-19 puede provocar en los niños, así como cuál es su papel, más o menos relevante, en el contagio a otros menores y a adultos.

Esta entidad pide que las metodologías a seguir deberían estar reguladas antes de la apertura de los colegios: “Si un niño de 3 años tiene fiebre de 1 hora de evolución, ¿le hago PCR y aíslo a la familia hasta el resultado? Si el resultado es positivo, ¿aíslo a toda la clase incluidos padres y profesores? Tenemos aún muchos aspectos que evaluar y protocolos que establecer”, según Mara Garcés, pediatra y directora web de la Sociedad.

Otra petición de la entidad es mejorar la capacidad telefónica e implementar recursos que permitan la videoconferencia para atender a los pacientes, con una mayor rapidez y agilidad en la transmisión de información, y el mantenimiento de la privacidad de los datos.