Coronavirus

La Comunitat Valenciana, reticente a sumarse al radar covid

Sanidad dice que primero estudiará su efectividad a pesar de que el Ministerio ha marcado un calendario de aplicación

Otras comunidades, como Murcia o Andalucía ya usan el radar covid
Otras comunidades, como Murcia o Andalucía ya usan el radar covidCarlos BarbaEFE

La Comunitat Valenciana podría “no sumarse” a la implantación de la aplicación móvil de rastreo Radar COVID, a la espera de estudiar su “efectividad” y cómo puede repercutir en las medidas de rastreo que ya se llevan a cabo en este territorio.Así lo ha explicado en rueda de prensa la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien ha precisado que no se trata de una “contestación” al Ministerio -después de que la secretaria de Estado de Digitalización diera un calendario de aplicación en las comunidades- y ha insistido en que la Comunitat marcará su ritmo, “como es lógico”, desde “el respeto institucional” entre ambas Administraciones.

Barceló ha indicado que el funcionamiento de esta aplicación consiste en que hace llegar al móvil una alerta si una persona ha estado en contacto más de quince minutos con una persona con coronavirus, para que vaya a su centro de salud o a urgencias a que le hagan la prueba.”

Nosotros estamos estudiando todavía no solo la efectividad de la aplicación, sino cómo eso va a repercutir y qué incidencia va a tener cuando estamos llevando a cabo ya una labor de rastreo”, ha aseverado Barceló, quien ha aclarado que la postura de la Comunitat “es una cuestión de eficiencia, de eficacia y de ver en qué medida puede completar” lo que ya se hace aquí.

La consellera ha reivindicado que la Comunitat ya detecta en estos momentos el 40 por ciento de personas asintomáticas con los rastreos que lleva a cabo, y que solo el 30 % de las personas que se someten a una PCR da positivo.”Por tanto, tenemos que ver la efectividad y cómo la implantación (de la aplicación) va a repercutir en el conjunto de las herramientas que tenemos”, ha indicado la consellera, quien ha insistido en que será la Generalitat la que determine “cuándo y cómo” se puede poner en marcha esa aplicación.

Ha destacado que en el resto de comunidades autónomas esta aplicación está “en pruebas todavía” y que no es que la Generalitat tenga dudas éticas sobre la aplicación, ya que “cuando se pone en marcha es porque ha pasado todos los controles de Ministerio, sino que tienen que estudiar sus repercusiones”.