El paciente covid que recibió ozonoterapia seguirá en el hospital de La Plana (Castellón)

El juez determinó que dejara de recibir dicho tratamiento a partir de hoy 1 de septiembre

La familia no trasladará al paciente a otro centro
La familia no trasladará al paciente a otro centroRober Solsona Europa Press

El paciente con covid-19 del Hospital de La Plana de Vila-real que ha recibido en las últimas semanas tratamiento de ozonoterapia con la autorización de un juez podría dejar este miércoles la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y seguirá ingresado en ese centro público, según el abogado de la familia.

El traslado a planta se produciría, por lo tanto, el mismo día en el que se levantan las medidas cautelares dictadas por el magistrado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Castellón el pasado viernes 27 de agosto, que han permitido que Juan Francisco, de 49 años, reciba este polémico tratamiento en el hospital público desde el pasado 13 de agosto hasta este miércoles a las 9 horas.

Ahora, tras “veinticuatro horas sin respirador y al hallarse Juan Francisco en un estado consciente, lo más probable es que se le traslade hoy a planta”, ha explicado el letrado, quien además ha confirmado que la familia del paciente ha descartado ya el traslado del enfermo a otro hospital: “No tiene sentido ahora que ya se encuentra en un buen estado y puede recuperarse aquí”, explica.

El abogado recuerda que la condición física de Juan Francisco ha mejorado considerablemente tras aplicarle el tratamiento intravenoso con ozono. De hecho, “llevaba ya una semana sin necesitarlo, pero se ha mantenido por cuestión de mantenimiento”, añade.

Juan Francisco fue ingresado hace unas semanas en el hospital de Vila-real al diagnosticarle bronconeumonía bilateral por coronavirus; tras recibir tratamiento sin éxito en la UCI de La Plana, la gravedad de su estado de salud motivó a su mujer a solicitar al Hospital aplicar un tratamiento con ozono, que fue rechazado por el departamento de Salud al no estar autorizado por la Conselleria.

La familia acudió entonces a los tribunales, que fallaron medidas cautelares a su favor y autorizó el tratamiento -hasta este miércoles- a través de un médico externo a la instalación pública.

La decisión del juez ha provocado en las últimas semanas el rechazo de la comunidad médica de toda la provincia de Castellón, cuyos profesionales se manifestaron el pasado 24 de agosto en apoyo a los médicos de la UCI de La Plana. EFE