El Hospital del Mar incorpora un “robot” que ayuda a diagnosticar el coronavirus a los pacientes que llegan a Urgencias

Desarrolla un algoritmo con inteligencia artificial a partir de 6.000 radiografías de enfermos de Covid-19 para facilitar el diagnóstico

El Hospital de Mar ha estrenado hoy una nueva herramienta que utiliza la inteligencia artificial para saber si un paciente que ingresa en Urgencias tiene o no Covid-19. A partir de 6.000 radiografías de los pulmones de pacientes con Covid-19 han creado un algoritmo para ayudar a los médicos a diagnosticar si un enfermo que llega a Urgencias está o no infectado. Esta nueva herramienta se implementará en el sistema informático del centro y permitirá obtener una orientación diagnóstica a partir de la radiografía del tórax del paciente. La fiabilidad es del 80%. El algoritmo da información al médico que el ojo humano no permite ver.

El doctor Joan Gilbert, bioinformático de la sección de biología molecular, sel Servicio de Anatomía y Patología del IMIM, el Instituto de Investigación del Hospital del Mar, ha explicado a través de didáctico hilo en Twitter, cómo se integra este nuevo dispositivo en el servicio de Urgencias. Gilbert ha liderado el proyecto junto al doctor Max Hardy-Werbin, investigador del IMIM y médico adjunto del Servicio de Urgencias.

Cuando un paciente entra por la puerta del hospital, se ha de determinar si tiene o no coronavirus para derivarlo a la zona con personas infectadas, lo que los hospitales llaman zona sucia, o libre de Covid-19, lo que se conoce como zona limpia.

“Esta decisión es crucial y se hace con la información de tres fuentes La clínica del paciente, es decir, si presenta algún síntoma compatible con una infección por coronavirus (tos, fiebre, malestar...), que es una información inmediata. El diagnóstico por la prueba de PCR, que determina si el paciente tiene material genético de SARS-COV-2 en sus vías respiratorias, pero aunque es eficiente, tarda entre 24 y 48 horas. Y, finalmente, el diagnóstico de la radiografía o placa de tórax, donde el equipo de radiólogos del Hospital del Mar determina, a través de la imagen, si hay indicios de Covid-19. Estos resultados, haciendo un gran esfuerzo, tardan entre 30 y 60 minutos”, resume Gilbert.

Pese a tener tres fuentes de información, los síntomas y las pruebas no siempre son claros y el médico no siempre sabe dónde debe enviar al enfermo. Para ayudar con este dilema, el Hospital del Mar ha desarrollado un programa de Inteligencia Artificial a partir de 6.000 placas realizadas en el centro a pacientes con Covid-19 para ayuadr a diferencias las placas de personas infectadas de las placas de personas sin coronavirus.

Aunque están en la primera fase de producción, Gilbert cree que “este modelo ofrece una predicción de forma casi inmediata”. Eso sí, matiza que es una herramienta de apoyo, que no sustituye, sino que complementa. Según los resultados que obtengan, podrían ampliarlo para predecir otras enfermedades.