Padres peregrinos, los fundadores de Estados Unidos que huían de Inglaterra

Se cumplen 400 años desde que un grupo de puritanos se subiese al Mayflower en el puerto de Plymouth y cruzase el Atlántico hasta formar una colonia en el actual estado de Massuchssets

La pandemia ha provocado que nos olvidemos de otraspreocupaciones universales de actualidad, como las migraciones. En pleno siglo XXI, las penurias económicas y los conflictos sociales y religiosos continúan impulsando la huida de millones de personas como lo hacían muchos cientos de años antes. Uno de los mejores ejemplos es el de los Padres Peregrinos (conocidos popularmente como los «pilgrims»), un grupo de puritanos calvinistas que durante los primeros años del siglo XVII se sentían perseguidos en su país natal, Inglaterra, donde triunfaba el uniformismo anglicano. Por ese motivo, el 15 de agosto de 1620 decidieron subir a bordo del Mayflower y partir desde el puerto de Plymouth rumbo al Nuevo Mundo.

No obstante, la salida de la mitad de agosto fue en falso porque el barco sufrió una avería y tuvieron que regresar al puerto de partida. De esta manera, no fue hasta el 6 de septiembre cuando se produjo la marcha definitiva del Mayflower con un destino claro, Jamestown, una pequeña colonia inglesa que había sido fundada en 1607 en la costa del actual estado de Virginia.

Sin embargo, tras más de dos meses cruzando el Atlántico, no llegaron al puerto esperado, sino mucho más al norte, al estado de Massachussets. Concretamente al Cabo Cod, a la actual ciudad de Provincetown (muy cerca de Boston), en la que se alza un monumento de 77 torres cuya forma es entre la de una torre y un faro, en memoria de los Padres Peregrinos y la llegada del Mayflower, el principal hecho histórico de esta urbe.

Pero los «pilgrims» no se quedaron en Provincetown, sino que fundaron su propia colonia, Plymouth, que estaba justo al otro lado de la bahía que forma el Cabo Cod y que ya no existe como tal, pero sí permanece un museo sobre los Padres Peregrinos. Éstos copiaron el nombre de aquella urbe de la que habían huido, lo cual es una muestra de que su deseo era permanecer en Inglaterra pero se vieron forzados a irse a otro lugar donde pudieran expresar su religión de manera más libre.

Para muchos historiadores, la colonia de Plymouth fue el embrión del país actual, olvidándose de que los Padres Peregrinos ya perseguían otro colonia, la de Jamestown. No obstante, se considera que que este grupo no tuvo demasiada influencia en la inmigración desde Inglaterra, mientras que el ejemplo de aquellos que llegaron en el Mayflower sí fue un verdadero imán para que otros grupos que se sentían perseguidos en su país cruzasen el Atlántico y fundasen sus propias colonias en la parte norte de la costa este, cerca de donde se habían establecido los propios «pilgrims».

Boston es el caso de mayor éxito. Fue fundada una década después de la llegada de los Padres Peregrinos por un grupo grande de puritanos. Este núcleo urbano no tardaría en crecer y junto a otras colonias formadas por británicos que huían de su tierra natal se creó Nueva Inglaterra, una amplia región cuya población aumentaba a pasos agigantes y se extendió por el resto de América del Norte e, incluso, llegaron a conquistar la isla de Manhattan a los colonizadores holandeses y fundaron Nueva York, hoy día considerada la «capital del mundo».

Volviendo a Boston, los hijos de los mismos colonos que la habían formado fueron los protagonistas de uno de los hechos más relevantes para la independencia de Estados Unidos, el Tea Party. Gran Bretaña, mucho más poderoso que las colonias del otro lado del Atlántico, las estaba sometiendo, sobre todo, económicamente. Esto obstaculizaba el progreso de la civilización en América del Norte.

El 16 de diciembre de 1773, los colonos asaltaron los barcos británicos que trasportaban diferentes productos, pero sobre té. La revolución surtió efecto y hechos similares se extendieron por todo el país y concluyeron en la guerra de Independencia. Tras ocho años de conflicto entre las colonias y Gran Bretaña, se firmó el Tratado de París, en el que se reconocía la independencia de Estados Unidos.

La relevancia de los colonos ingleses que se establecieron en Massachussets se comprueba en una visita a la actual Boston. Distintas líneas de colores recorren la ciudad para guiar a los visitantes por los lugares de relevancia histórica. La mayoría están relacionados con el pasado colono y con el Tea Party. En definitiva, una de las ciudades más importantes de Estados Unidos presume de su germen inglés y revolucionario.

De hecho, también se ha recreado con exactitud el Mayflower, el barco más relevante de la historia de EE UU entre los muchísimos que han tenido cierto protagonismo ya sea por motivos migratorios o bélicos. La vida del navío está perseguida por la polémica de la fecha de su viaje más importante, pues según el calendario actual muchos historiadores creen que habría partido de Plymouth un 16 de septiembre y no un 6 de septiembre.

Lo que sí está claro es que el Mayflower llevó 102 pasajeros y 30 tripulantes. Cuando pisaron tierra y fundaron la colonia de Plymouth estuvieron liderados por William Braford de Austerfield, que ocupó el cargo de gobernador de la colonia durante más de 30 años. La historia de los Padres Peregrinos la conocemos con más detalles gracias a su diario, «Of Plimoth Plantation».

Por otra parte, según los cálculos, unas 30 millones de personas en todo el mundo, si rastreasen sus raíces, comprobarían que descienden de alguno de los Padres Peregrinos. A su vez, la mayoría de ellos procedían de las zonas inglesas actuales de Nottinghamshire, Yorkshire y Lincolnshire.

El Mayflower en el cine

Como no, los norteamericanos quieren expandir por el mundo el conocimiento de todos los sucesos que marcan su carácter y tradición. No hay mejor forma de hacerlo que a través de la cultura de masas. Así, en 1952 se estrenó la película «Plymouth Adventure», protagonizada por dos grandes estrellas cinematográficas del momento, Spencer Tracy y Gene Tierney. En 1979 el canal de televisión CBS lanzó un nuevo largometraje, «Mayflower: The Pilgrim´s Adventure», cuyo actor principal era nada más y nada menos que Anthony Hopkins.