Antonio Banderas, una Medalla de Honor en vídeo y en diferido

Los Premios Max proyectan el acto en el que el intérprete malagueño recogió la máxima distinción de la Sociedad General de Autores y Editores

En Málaga, es difícil encontrar un festejo relacionado con la interpretación en el que no se roce, de alguna manera, una figura inseparable de la ciudad como es la de Antonio Banderas. Pues bien, los XXIII Premios Max tampoco se iban a saltar la norma. Con “su” “A Chorus Line” candidato a mejor espectáculo musical (que finalmente ha sido para “Doña Francisquita”), la presencia (en vídeo) del actor ha llegado en forma de Medalla de Honor, esta vez la de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Sin embargo, la entrega, de manos del presidente de la entidad, Antonio Onetti, no se ha producido en el Teatro Cervantes, sino en diferido desde el Soho de Málaga, donde un día antes Banderas recogió la distinción por “su extraordinaria contribución a la cultura de su tiempo y su valiosa representación del talento artístico español en todo el planeta”.

“Agradezco a la SGAE, institución creada para velar por los derechos de los trabajadores del espectáculo. Y en estos momentos necesitamos su ayuda, porque estamos viviendo en un mundo muy confuso donde todas las cosas están cambiando, donde esos derechos muchas veces se vuelven demasiado difusos. Lo agradezco en mi nombre y en nombre de todo mi equipo”, reconocía el intérprete.

No duda Banderas -que no ha podido asistir a la gala por encontrarse inmerso, desde este lunes, en un rodaje en Alemania- en reconocer el peso de los escenarios en su carrera: “Yo soy un actor por el teatro, no soy un actor por el cine y le estoy súper agradecido al mundo del cine, pero es el teatro el que me hizo actor”. Asimismo, ha recordado que es “una casa abierta no solamente al público, sino a la gente joven que quiere encontrar un lugar para desarrollarse como artistas”.

Onetti, por su parte, ha querido destacar la carrera artística del malagueño como actor internacional, director de cine y empresario teatral: “Es un privilegio para la imagen de nuestro país. Pero, sobre todo, es un referente para nuestros creadores, en especial para los talentos más jóvenes que también tratan de llevar su trabajo fuera de nuestro territorio”.