¿Qué hace una Virgen María en una alfombra musulmana?

El museo Arqueológico Nacional muestra en una exposición el diálogo de tolerancia cultural que ha existido siempre entre Oriente y Occidente

Todos los conceptos apean en objetos que aluden a ellos, que los representan en el mundo material. El Museo Arqueológico Nacional ha dedicado una exposición al “Majlis” y quizá resulte conveniente explicar primero qué significa, cuál es la idea que subyace detrás de esta palabra: es un espacio cultural dedicado al diálogo y la conversación que existe en el mundo árabe. Un equivalente al salón de europeo, muy representado por esos clubes de hombres que existen/existían en Gran Bretaña. Una estancia acolchada con las principales comodidades de cada época y que estaba destinada al entendimiento, la comprensión, la educación (los niños recibían las primeras lecciones sobre cómo desenvolverse en público en este ámbito) y la discusión de asuntos políticos.

Para mostrar la importancia axial del “majlis” entre los musulmanes, el MAN ha reunido un conjunto de piezas que remiten a su entendimiento. Todas las obras provienen del Museol del Jeque Faisal Bin Qassim al Thani (Museo FBQ, Doha, Qatar). Son una representación de diferentes objetos que enseñan al público que, al revés de lo que defienden los fundamentalistas, siempre han existido fructuosos lazos entre Oriente y Occidente y que, por encima de los desentendimientos, también ha habido una fecunda colaboración mercantil y económica. El comercio ha sido un punto de comunión esencial entre el judaísmo, el cristianismo y el mundo musulmán.

Esto sale a relucir en los ejemplos que ahora se exhiben en Madrid, por ejemplo en una alfombra tejida en Irán en el siglo XIX que representa a la Virgen María y Jesús con una filactería con letras rusas y textos árabes. Una delicadeza que alude al multiculturalismo que reside al fondo de cada uno de los objetos que se han prestado para esta ocasión. Esto también sobresale en otra alfombra de origen armenio y turco donde aparecen elementos de las tres culturas y la figura principal también es la Virgen María. O esa otra en que, como símbolo de la convivencia entre Occidente y Oriente, representa a Alejandro Magno y Roxana. En este ámbito destaca una alfombra que es como un antecedente de la portada del álbum “Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band” de los Beatles; una alfombra que recoge a docenas de personajes de todas las áreas culturales del mundo. Ahí están representados: Moisés, Salomón y Jesús; el califa Omar, Gengis Khan y Confucio; y Sócrates, Colón y Napoleón, entre otros muchos más.

También se han incluido piezas de extremo valor cultural, como es un Corán escrito en Al Andalus que presenta una curiosidad: puede leerse de izquierda a derecha, como se hace en Europa, y no de derecha a izquierda, como suele suceder en los países árabes. Es un Corán portátil procedente del Norte de África, datado alrededor de 1492 y con una clara influencia de la dinastía nazarí. A su lado sobresalen otros textos coránicos portátiles realizados, por ejemplo, en la India. Entre las curiosidades sobresale una traducción del Corán al latín de Ludovico Marracci, encuadernado en Italia, y fechado en 1698. Lo interesantes es que esta obra es el resultado de un proyecto apoyado por la Iglesia Católica, que estaba interesada en la comprensión del Islam.