¿De verdad resucita la música en el mundo?

Una mujer pasea por los exteriores de la Ópera de Frankfurt, en Alemania
Una mujer pasea por los exteriores de la Ópera de Frankfurt, en AlemaniaMichael ProbstAP

Quienes siguen las revistas de internet especializadas en música clásica habrán leído, no sin sorpresa, la amplia cantidad de citas que se van anunciando y ya, en principio, con público. Y es que, por ahora, las cosas continúan más o menos igual. La Scala ha puesto este mes en escena «Così fan tutte» como su primera producción lírica desde que suspendieron la actividad hace un año. Sin embargo, lo hace con sus puertas cerradas al público y solo por «streaming». Levine no pudo resucitar este enero en Florencia con «La condenación de Fausto». Su rehabilitación tendrá que esperar. El Teatro Regio di Parma abrió su temporada 2021 este mes con una «Novena» beethoveniana por Facebook al precio simbólico de 1,09 euros. La Ópera de Roma, en digital, con «Puritani» estos días. El Covent Garden sigue en «streaming» con «El Tríptico», «Andrea Chenier», «Marguerite and Armand», «Cendrillon», y «La Fille mal gardée».Viena está programando gratuitamente una ópera o ballet diariamente de su fondo de armario con un par de excepciones en vivo a puerta cerrada, como el reciente «Nabucco» con Plácido Domingo. La Ópera de Munich, más parca y cerrada al menos hasta marzo, brindó una «Boheme» con Kaufmann en directo, sin espectadores, y algunas funciones pregrabadas. Sin embargo, anuncia para junio su célebre festival, en el que Kaufmann y Harteros debutarán en «Tristán e Isolda». La Bayerische Rundfunk, a punto de recibir como titular a Rattle, retransmitió por radio el debut de Gustavo Gimeno. Y al otro lado del Atlántico, el Met sigue con sus retransmisiones de pago y el anuncio de unas pérdidas de 120 millones.

Ya aquí, Bilbao tuvo que cancelar las funciones previstas de «Samson y Dalila» para enero, así como también «Elisir d’amore». Para compensar, apuesta por lo digital con el programa ABAO Opera Live, que ofrecerá diez títulos de las temporadas entre 2010 y 2020, y grabaciones de los recitales de Nucci, Mula, Camarena y Flórez, y además un ciclo de recitales entre febrero y mayo, que culminará con una gala en apoyo a los cantantes que no han podido participar en la temporada. El Liceo adapta su programación a causa de las restricciones. Se cancela «Tannhäuser», se modifica la producción de «Otello» y se añade una nueva función de las tres reinas donizettianas con Radvanosky. El Real saca pecho y se atreve con «Siegfried». Nada menos que cuatro horas de música, más descansos, con público al 50%. España es un oasis musical, pero Ibermúsica espera a marzo.

Ya empiezan a anunciarse representaciones con público en otros lares. Así, el Festival de Bayreuth da a conocer cuatro títulos para este verano: «Maestros cantores», «Tannhäuser», «Holandés Errante», que será dirigida por una mujer por primera vez en la historia del festival, la ucraniana Oksana Lyniv, y «Valquiria».

La 42ª edición del Festival de Pésaro se celebrará del 9 al 22 de agosto de 2021. El programa incluye nuevas producciones («Moïse et Pharaon», «Elisabetta regina d’ Inghilterra» y «El viaje a Reims») ocho conciertos y la Gala Rossini final con Juan Diego Flórez y otros artistas. Verbier planea seguir adelante, a partir de julio, con actuaciones con público en vivo, pero limitará los programas a alrededor de 70 minutos sin intermedios.Oviedo anuncia en su próxima temporada con «Nabucco», «Flauta Mágica», «Boheme», «Lucrecia Borgia» y «Adriana Lecouvreur». ¿Es una ilusión o, de verdad, será posible? En el fondo casi todo continúa en el alero.