El productor de cine y presidente del Atlético de Madrid Enrique Cerezo.Jesús G. FeriaLa Razon

Enrique Cerezo: “Hasta que no se acabe la pandemia no voy a producir ninguna película”

Cine, negocios, fútbol, familia... El presidente del Atlético de Madrid habla de toda su trayectoria vital

Enrique Cerezo, el magnate cinematográfico que empezó su carrera en 1971 como meritorio de cámara en la película “Un millón en la basura”, hoy es el propietario de los derechos de más de un 70% del cine español. Triunfa tanto en el mundo de los negocios como en el cine y el deporte. Es amable, amigo de sus amigos... ¿Se puede decir algo más? Increíble pero cierto. Es un orgullo conocer a una persona de tanta valía profesional. Un hombre de cine que ha dedicado su vida a la familia, al fútbol y a las producciones. Una cosa está clara: sin él, la historia del cine español, desde los 70 hasta hoy, no hubiera sido la misma.

La vida me lo puso en mi camino hace ya diez años y a través de él se pueden ver las grandes cosas que ha hecho por España y por los españoles. Hoy tengo el placer de poder conversar con Enrique Cerezo. Vamos a hablar de fútbol, de cine, de sus empresas y de su lado más solidario, pero también de su persona.

Enhorabuena Enrique por la trayectoria profesional. Presidente de la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid, presidente de Egeda (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales), presidente de los Premios Forqué y Platino, presidente de la Comisión de Cultura y Deporte de la CEOE, presidente del Club Atlético de Madrid y del Atlético Féminas. Su productora, Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas, ha producido más de 90 películas de éxito, como “El perro del Hortelano”, “La buena estrella”, “Juana la Loca”, “Las 13 rosas”, “Las brujas de Zugarramurdi”, “Los últimos de Filipinas”...

Nasrin, Enrique Cerezo y Massumeh.
Nasrin, Enrique Cerezo y Massumeh.Pepe BotellaPepe Botella

–¿Imaginó cumplir todos los sueños de su infancia?

–Realmente, yo creo que ha sido todo producto del trabajo. La verdad es que no me lo imaginaba, ni siquiera lo pensaba. Todo ha ido surgiendo a base de trabajar mucho y de hacer las cosas correctamente y bien.

–¿Cómo empezó todo y quién fue su padrino en el mundo del cine?

–Cuando acabé el bachillerato superior, tenía dos opciones, o ir a la escuela de cine o empezar desde abajo, a lo que se llamaba meritoriaje. Era una fase donde haciendo una serie de películas, podías conseguir ya una titularidad. Y a partir de ese momento, un amigo mío que conocía a un productor que era Pedro Masó, me recomendó y ahí fue cuando comencé a hacer mi primera película.

–¿De pequeño iba al cine?

–El cine siempre ha sido, digamos, una de mis aficiones favoritas, por no decir la única.

–Y luego dirigió una sola película, ¿no es así?

–Bueno, más que una película, lo que dirigí fue un documental. En aquella época íbamos muchos meses a rodar películas a Almería, y allí, en uno de esos fines de semana que no trabajábamos en la película, hicimos un cortometraje, una película de diez minutos de cómo era Almería en aquella época,

–Porque en esa época se hacían muchas grandes producciones de Hollywood en España, y, sobre todo, en Almería. ¿Es donde conoció a muchos actores y directores?

–La verdad es que sí. En aquella época, Almería y prácticamente España era una fuente muy importante de localizaciones para el rodaje de todo este tipo de películas.

Enrique Cerezo y Tom Cruise.
Enrique Cerezo y Tom Cruise.Foto cedida por Enrique CerezoFoto cedida por Enrique Cerezo

–¿Recuerda alguna con especial cariño?

–Bueno, yo creo que todas, porque indiscutiblemente las películas son como los hijos, que todos son buenos. No hay ninguna película mala. Hay algunas que han triunfado más que otras, pero realmente a todas las películas se les tiene un especial cariño. Date cuenta de que hemos trabajado en tantas que prácticamente sería muy difícil, pero sí hay una a la que le tengo un especial cariño porque pienso que es una película muy amable; se llama “Robin y Marian”, de Sean Connery y Audrey Hepburn, siendo la última película que rodaron. Rodamos toda la película en las montañas de Pamplona, en Navarra.

–¿Le impresionaron?

–Sí, por supuesto.

–¿Y cuál era su labor en ese momento?

–Era ayudante de cámara.

–De ayudante de cámara a ser un magnate de cine. ¡Enhorabuena!

–Sí, así es la vida

–¿Qué recuerdos tiene de su primera película como productor?

–Pues nada, que se consiguió el dinero para poder hacer la película y que la terminamos.

–¿Cómo ha cambiado el papel de productor desde que está en el negocio?

–Bueno, todo ha cambiado mucho. Ha sido un cambio generacional muy importante. Las películas antes se hacían siempre de la misma manera, porque para rodar la película tienes que tener una cámara, actores, un director y técnicos. Pero el concepto de lo que es una película ha cambiado muchísimo. Antes había una seguridad y una perfección técnica realmente muy buena, pero no llegaba a estos límites. Había mucho menos dinero, pero se hacían más películas; ahora es al contrario. Se tiene más dinero, pero se hacen menos.

–¿Cuál es su opinión acerca del negocio del cine español actualmente?

–España lo está pasando muy mal con el tema de la covid, igual que en todo el mundo. Las grandes películas se estrenan bien, pero la gente va poco a las salas. Espero que esto sea temporal.

–Enrique, uno de los objetivos de una película es hacer creíble la historia y lo que estamos viendo. Todos esos avances de la tecnología en efectos especiales que están relegando a un segundo plano los efectos más artesanales y físicos, ¿qué misión tienen? ¿Qué hemos ganado con ello en cuanto a la credibilidad de la ficción? ¿Qué opina de tantos efectos especiales?

–Yo creo que realmente estamos viviendo un momento donde los efectos especiales digitales, indiscutiblemente, son grandísimos. Ahora cualquier película se puede realizar prácticamente sin ningún problema. Pero yo no sé si realmente el abuso que ha habido del efecto digital es bueno o malo. En el “remake” de un gran clásico de toda la vida como “Ben-Hur” se han utilizado grandes efectos especiales para recrear la gran carrera, pero yo creo que está mucho mejor la versión original de William Wyler.

–Siempre se ha dicho que lo que impulsa a las grandes personas como usted se puede encontrar en su infancia. ¿Qué parte de ella se refleja en sus proyectos?

–Bueno, yo creo que en mi infancia me gustaba mucho el cine, y eso se ha reflejado en mis negocios y en mi vida. El cine siempre ha estado en mi vida.

Enrique Cerezo en la cede de “Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas”.
Enrique Cerezo en la cede de “Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas”.Foto cedida por Enrique CerezoFoto cedida por Enrique Cerezo

–La productora que lleva su nombre, la cadena 8 Madrid TV y la plataforma de vídeo bajo demanda FlixOlé (la empresa que tiene en su catálogo alrededor de 7000 películas) y, además, el fútbol. ¿Cómo hace para abarcar tanto?

–Pues esto tiene una explicación muy fácil, me levanto muy pronto, me acuesto muy tarde y estoy todo el día trabajando en mis negocios y en el fútbol.

–Entonces, ¿cómo es un día suyo?

–Me suelo levantar alrededor de las seis y media o siete, voy al gimnasio o a trabajar, y estoy en la oficina hasta las diez de la noche más o menos.

–En noviembre se cumplieron dos años del lanzamiento de FlixOlé, que es la plataforma del cine español más importante del mundo. ¡Enhorabuena!

–Muchas gracias. Tenemos un catálogo muy importante, decidimos crear esta plataforma y el balance de estos dos años ha sido muy bueno. A la gente le gusta, es muy asequible para los usuarios, tiene muy buena calidad, se maneja muy bien, y yo creo que poco a poco formará parte de la vida de todos los españoles.

–También tienen series, ¿verdad?

–Tenemos películas y series españolas, pero también series y películas americanas, italianas, con material de mucha calidad. Es una plataforma muy europea y te puedes encontrar a directores como Visconti, Rosselini, Fellini, Vittorio de Sica...

–¿Y qué precio tiene abonarse?

–Cuesta 2,99 euros al mes. Es bastante asequible.

–De los directores clásicos, ¿qué títulos destacaría?

–Tenemos “Il bidone”, de Fellini, y también películas de John Ford, como actor y como director. Tenemos todo el catálogo de RKO con títulos como “Ciudadano Kane”.

–¿Y qué conlleva restaurar esas películas antiguas?

–Siempre estamos restaurando. Para nosotros los estrenos son las películas que restauramos. Hay algunas que estaban en muy malas condiciones y gracias a un sistema digital que tenemos se quedan prácticamente como nuevas. Es un proceso muy costoso y laborioso.

–¿Cómo se restaura una película que está completamente estropeada?

–Es un proceso digital muy importante en el que, fotograma a fotograma, hay que limpiar y restaurar, siempre partiendo de la imagen original.

–¿Habéis encontrado alguna película nunca vista durante los procesos de restauración?

–En todas las películas que se restauran se encuentran escenas que faltan, o que se han cortado por la censura, y se vuelven a poner. Siempre hay sorpresas... Hay muchas películas de las que realmente no se sabía nada de ellas, y que hemos conseguido restaurar con una calidad fantástica, como por ejemplo “Calabuch”.

–Otra pregunta que la gente se hace, ¿cómo afrontan una competencia que no para de producir y estrenar novedades?

–Con la exclusividad.

–Justo ahora necesitamos ver esas películas antiguas que cuentan la historia de España, cómo vivían nuestros abuelos y nuestros padres... Y ahora muchas plataformas se han visto beneficiadas por la pandemia en detrimento del cine. ¿Cómo ve el futuro?

–Hoy lo veo bien, pero para ello debemos hacer buenas películas. Hay miles de canales de televisión, plataformas en “streaming”... pero hay muchísimas más maneras de ver cine desde la comodidad de casa, con la posibilidad de ver lo que se quiera y a la hora que uno quiera.

–¿Y qué plan tiene para acercar esa plataforma y esas películas que son tesoros del cine español a la gente joven que está siendo bombardeada con otras películas de acción?

–Pues se puede acercar poniendo estas películas en los canales de televisión en abierto. Que vean cómo es el cine español y que descubran buenas historias. Por eso ahora están haciendo muchos “remakes”.

–¿Hay algo que quiera hacer como cineasta para ver lo que puede llegar a conseguir con una película antigua?

–Hay muchas películas de nuestro catálogo de las que han hecho “remakes”, no solo aquí, sino también en el resto del mundo. Es algo muy habitual en esta época. Y yo creo que estas ideas son las mejores.

–En 2006 comenzó a emitir en Madrid el Canal 8 Madrid. ¿Por qué sólo se ve en Madrid?

–Pedimos una licencia a la Comunidad de Madrid, y como teníamos tantas películas, decidimos montar un canal.

–¿Pero sólo se ve en Madrid o se puede ver en Andalucía, por ejemplo?

–Solo en la Comunidad de Madrid.

–Con todas las medidas sanitarias de los rodajes que impiden escenas con grandes multitudes. ¿Cómo puede producir bajo esas condiciones?

–Bueno, yo durante la covid no he producido nada. Teníamos dos proyectos prácticamente terminados, pero hasta que no se acabe la pandemia no voy a producir ninguna película porque es muy complicado.

–A nivel personal, ¿cómo le ha influido el confinamiento y qué ha descubierto? ¿Cómo le ha cambiado?

–Yo creo que la pandemia ha cambiado prácticamente todo, pero yo creo que realmente ha sido un mal mundial y que cada uno ha superado como ha podido. Yo personalmente me he dado cuenta que no puedo vivir sin trabajar. No puedo estar en mi casa por la pandemia. Siempre que he podido venir a trabajar a mi oficina, lo he hecho eso sí, manteniendo todas las medidas de seguridad.

–¿Cuáles son los mayores retos de la producción de cine español frente a las nuevas plataformas como Netflix, Amazon Prime o HBO?

–Para mí el mayor reto que tenemos es conseguir un buen número de suscriptores que vean un producto que, de momento, solo lo van a poder ver en FlixOlé. Eso es sobre un producto que tiene muchísimo futuro y que puede competir con cualquier plataforma que existe en el mundo.

–Y como productor, ¿cuál ha sido el momento más memorable de su carrera?

–Los momentos memorables son cuando consigues financiación para una película que te gusta.

–¿Pero hay algún momento más memorable, quizás un Goya o un proyecto casi imposible que haya logrado?

–Los premios están al margen del éxito de cada película. Los premios son buenos, indiscutiblemente, y son bien aceptados, pero el mayor premio para un productor es empezar y terminar una película. Todo lo que venga detrás ya es otra cosa.

–¿Cuándo nacen los Premios Platino?

–Hace 6 años; creo que la siguiente gala es la séptima. Han sido seis años de muchas satisfacciones. Hemos conseguido unir a toda la industria y eso es muy importante. La primera edición se realizó en Panamá, la segunda en Marbella... La sétima la queremos hacer en México, en Riviera Maya, pero si no se puede por la pandemia, la haremos de nuevo en Madrid.

–Según Sandra García San Juan, la presidenta de Starlite Catalana Occidente, “Enrique Cerezo es un gran empresario al que admiro muchísimo. Para mí representa el sueño americano a lo español, demostrando que todo es posible y que no hay límites. Se ha convertido en el amo del cine español”. ¿Cómo fue esa colaboración con Sandra en el 2015? ¿Y qué opina de nuestra amiga empresaria?

–La tengo un gran cariño y aprecio. Hubo una colaboración muy buena y creo que prácticamente los Premios Platino se consolidaron en esa edición. Se le dio a Antonio Banderas el Reconocimiento de Honor y es algo que se quedará en el recuerdo de todos.

–Con Sandra ha colaborado más veces: el Concierto por la paz que hizo la Fundación Starlite en el Wanda fue a favor de la Fundación Scholas Ocurrentes, que es la Fundación del Papa Francisco.

–Siempre que podemos estamos en comunicación para hacer cualquier cosa. Y como presidente de Egeda organizamos los Premios Platino, que tuvieron que celebrarse de forma virtual, y los Premios Forqué, ya de manera presencial. Fue un acto muy emotivo, con mucha sensibilidad en el ambiente, para honrar a todos los que han trabajado por la pandemia.

–Enhorabuena por tantos premios tan merecidos como la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, el Premio Tiepolo 2010 otorgado por la Cámara de Comercio e Industria de Madrid e Italia en España, la Antena de Oro de la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España, (2013), el premio de la ciudad de Huelva como mejor productor cinematográfico, el Premio Cultura de la Comunidad de Madrid 2012, el Premio Honorifico del Festival de Sitges 2012 por tu trayectoria cinematográfica, y el Máster de Oro del Forum de Alta dirección a altos directivos y ejecutivos que se han distinguido por su destacada labor profesional en el mundo del cine y del fútbol. ¿Qué recuerdos tiene de esos días y qué significan esos reconocimientos?

–Pues significan mucho porque son todos grandes reconocimientos. La Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes es a lo máximo a lo que puedes aspirar como premio y a la ciudad de Huelva la tengo mucho cariño porque está haciendo mucho por el cine iberoamericano, y les deseo toda la suerte del mundo.

–Ahora le voy a hacer unas preguntas para conocer un poco mejor sus gustos. ¿Cuáles son sus películas y directores favoritos?

–Películas hay muchísimas, y directores, también. Decirte uno solo sería injusto. Como me gusta mucho el buen cine, siempre veo a los mejores directores y las mejores películas. Yo me veo los sábados y los domingos una o dos películas cada día.

–¿Cuál fue la última película por la que pagó una entrada?

–Ya ni me acuerdo porque suelo ir a los estrenos, que me invitan, y en el último año entre el trabajo y la pandemia, no he ido.

–Si no fuera cineasta, ¿qué sería?

–Sería cineasta (risas).

–¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

–Que no abandone nunca un proyecto que me guste.

–¿Y el peor?

–Que dejase de hacer películas.

–¿Con qué actor internacional le gustaría trabajar?

–Ten en cuenta que nosotros procedemos de una época con actores muy buenos, y hay muchos que no son tan conocidos. Pero cualquier actor, si está dispuesto a hacer un buen papel y pone todo el esfuerzo que se preste, me gustaría trabajar con él.

–¿Qué estrella le han impresionado más?

–Estrellas hay muchas, pero a mí Santiago Segura me gusta cómo trabaja, porque le gusta su trabajo y hace lo que quiere, y es una de las personas que realmente me impactan.

–Es muy querido y respetado en el mundo diplomático. Massumeh, propietaria de la marca de cosméticos de lujo que lleva su nombre, siempre dice que “con toda su valía, es muy amigo de sus amigos y de los diplomáticos y embajadores, que saben que nunca falla y que pueden contar con él para todo tipo de eventos solidarios internacionales. Siempre está ahí para colaborar”. Es muy solidario. Ayuda a mucha gente, sin hacerlo público. Colabora con muchas fundaciones y ONG. ¿Qué le hace tan sensible a las necesidades de los demás?

–Siempre que he podido ayudar, lo he hecho. Y siempre que he podido hacer algo por alguien, lo he hecho.

–Dicen que detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer. Hablemos de su mujer, María Jesús de Frutos, gran pintora y coleccionista. ¿Qué me puede decir de ella?

–Es una gran trabajadora, pinta muy bien y le gusta lo que hace.

–¿Y qué importancia tiene el apoyo de su familia y de sus grandes amigos en tu vida?

–Pues, indiscutiblemente, tiene mucha porque sin ese apoyo no estaría bien. Tengo la suerte de estar siempre apoyado por mis amigos, y siento que me quieren y me respetan.

–Quiero añadir que su mujer y sus tres hijas siempre han querido mantener su vida personal al margen de los medios de comunicación. Dais un gran valor al anonimato, ¿verdad?

–Una cosa es mi vida privada y otra la vida profesional, y lo intento separar.

–En su plataforma da mucha importancia a apoyar a las mujeres. En su equipo hay muchas mujeres que destacan por su profesionalidad y su valor. ¿Es así?

–Sí, exactamente.

–Y ahora, por primera vez, tenemos una mujer, Kamala Harris, como vicepresidenta de Estados Unidos. ¿Qué opina?

–La mujer va teniendo la importancia que se merece, y cada vez aparecerán más mujeres, no solo para gobernar, si no para decir cómo se deben hacer las cosas.

–Vamos a hablar de fútbol. ¡Qué buena temporada está haciendo su club! Es presidente del Club Atlético de Madrid desde 2003. Desde entonces, ha alcanzado dos finales de Champions, ha ganado varias Europa League, una Liga, una Supercopa de España, una Copa del Rey, dos Supercopas de Europa y siempre ha estado en lo más alto de las competiciones que ha disputado. Los resultados hablan por sí solos. Es el mejor presidente que ha tenido el Club Atlético de Madrid en sus 117 años de historia.

–El club ha tenido grandes presidentes, ya no solo el presidente fundador, si no también Vicente Calderón, Jesús Gil...

–Sí, pero no habían conseguido tantos títulos para el Club.

–Bueno, pero eso es cosa también de la suerte. Hay veces que las cosas no salen como uno quiere. Nadie quiere perder, y, sin embargo, perdemos muchas veces. Yo creo que las intenciones son las que hay en cada momento. Yo he tenido la suerte de haber conseguido tener una plantilla fantástica, unos entrenadores sensacionales y todo eso me ha dado la posibilidad de conseguir títulos.

–Su gran amigo Jesús Gil, actual consejero delegado de Gilmar, le ha querido dedicar estas palabras: “Enrique es un trabajador nato, con una preciosa familia, capaz de conseguir sonrisas en los momentos más inesperados y con un concepto de la amistad y la lealtad muy importante. Es un tipo generoso y muy divertido. En fin, a lo mejor yo no soy muy objetivo porque nos conocemos hace mucho tiempo, pero mi hermano, y sobre todo mi padre, siempre han reforzado mi opinión sobre él. Hábleme de Jesús Gil Marín, de su familia y de su amistad.

–Hace más de 35 años que conozco a la familia Gil, desde Jesús Gil padre, hasta el hijo pequeño, pasando por primos, tíos, sobrinos y amigos que tenemos en común. Siempre he dicho que Jesús Gil ha sido una persona fantástica, un hombre serio, trabajador y una persona que ha tenido una personalidad muy acusada, que a lo mejor había personas a las que no le gustaba, pero, en cambio, a otros sí. Era un hombre capaz de realizar cualquier proyecto, y, sobre todo, muy activo. Aparte de ser buena gente, buen amigo y ha sido el presidente que ha revolucionado al Atlético de Madrid en la concepción de un club moderno.

–Nuestro amigo en común, Fernando Hierro, ex jugador del Real Madrid, a quien conoce desde hace muchos años, ha querido dedicarle estas otras palabras: “Enrique y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo, ya sabes, por cuestiones nuestras del fútbol. Pero quitando la rivalidad entre equipos, la vida te permite conocer a gente extraordinaria y gente maravillosa. Y Enrique es una de las oportunidades que te da la vida de conocer gente extraordinaria, gente sincera, gente como es él. Y Enrique es un hombre muy querido y admirado por todo el fútbol, no solo por los clubes, sino por todos los estamentos del fútbol a nivel nacional e internacional, por su forma de actuar, su respeto y todo lo que representa. Es una persona sana, sensata, honesta y honrada que transmite esos valores que muchas veces en un deporte como el nuestro son tan difíciles de encontrar por la presión de tu propio club, de los socios, de los accionistas y de los medios de comunicación. Es un hombre con una cordura extraordinaria y con muchísimo sentido del humor que representa muy bien a su club y al mundo del fútbol, en general, allá por donde va”. ¿Qué me puede decir de este magnífico entrenador y ex jugador?

–Admiro mucho a Fernando y, sobre todo, le tengo un gran aprecio. Hace muchísimos años que le conozco y pudo ser jugador del Atlético de Madrid cuando él estaba en el Valladolid, pero se adelantó el Real Madrid. No obstante, después de tantos años de esta amistad, es una persona a la que quiero y admiro.

–¿Siempre ha sido del Atlético de Madrid?

–Sí, siempre, siempre, siempre, desde pequeño.

–¿Y cómo llegó a la presidencia del Atlético de Madrid?

–Porque era muy buen amigo de Vicente Calderón padre. Cuando hubo elecciones me presenté en su candidatura, pero unos meses antes de convocar las elecciones, falleció, y nos quedamos en una candidatura en la que venía una larga serie de gente como Pepe Barroso, Manuel Herrero y Adelardo Rodríguez. Perdimos y ganó Jesús Gil. Y al mes me llamó Jesús para preguntarme si quería ser su vicepresidente, y de eso hace ya 33 años.

–Y hablando de fútbol, la apertura del estadio Wanda Metropolitano ha sido una magnífica operación en todos los sentidos. En su estreno fue seleccionado para acoger la final de la Champions de 2019. ¡Qué manera más fantástica de inaugurarlo!

–Ha sido la ilusión que hemos tenido en estos últimos años: un estadio cómodo, moderno, de fácil acceso y grandioso en el sentido de la construcción arquitectónica con todos los elementos modernos que uno se pueda imaginar. Se inauguró con el Málaga, con la presencia del Rey Felipe VI, y, luego, el remate vino con la final de la Champions. Y estamos contentos y orgullosos de estar en ese estadio.

–Hábleme de la visita de Tom Cruise al estadio Wanda.

–Vino al Wanda cuando presentó en España su película “La Momia”. El estadio todavía estaba en obras, aunque prácticamente acabado. Quedó encantado y la verdad es que es un tipo realmente fantástico. Una persona muy cariñosa, muy normal y, sobre todo, muy tratable.

–Háblenos de la Fundación Atlético de Madrid y de su colaboración con la Cruz Roja durante la pandemia.

–Intentamos colaborar con todo el mundo, ya sea con la Comunidad de Madrid o con la Cruz Roja. Y nos pidieron colaborar en aquellos momentos tan duros del principio de la covid, y aceptamos sin dudarlo. La pandemia nos ha afectado a todos. Y al fútbol también. Celebrar un partido a puerta cerrada, sin espectadores, no se disfruta igual. Nos ha hecho sufrir durante muchos meses y menos mal que hemos conseguido celebrar los partidos, aunque sea sin público.

–Y ha afectado sobre todo a los clubes más pequeños, ¿no? ¿Cómo van a sobrevivir?

–No. Ha afectado a todos, pero, sobre todo, a los más grandes, con mayor presupuesto, porque son los que más pérdidas están teniendo.

–¿Cuál es el mayor fichaje que han hecho?

–Joao Félix. El fichaje es una cuestión de suerte. Normalmente cuando fichas a un jugador, siempre crees que va a ser el mejor y hay veces que las cosas no son así.

–Pero cuando ficha a alguien tiene que dejarle hueco echando a otro. ¿Es difícil?

–Los jugadores van y vienen. Casi nunca están toda la vida en un mismo equipo.

–¿Qué opina del fútbol femenino?

–Nosotros tenemos un gran equipo que acaba de ganar la Supercopa de España. Está muy bien dirigido por Lola, que es la que maneja el Club Femenino. Tiene grandes jugadoras y estamos siempre luchando por la Liga y a ver si en Europa tenemos suerte.

–¿Cuál ha sido su momento más memorable como presidente del Atlético de Madrid?

–Cuando ganamos la Liga en Barcelona.

–¿Cuida la alimentación?

–Suelo comer poco. No soy de grandes comidas.

–¿Qué deportes practica?

–Voy al gimnasio a hacer ejercicio en general y, sobre todo, me gusta andar.

–¿Qué música escucha?

–Música española y, sobre todo, copla.

–¿Qué hace para desconectar del día a día?

–Con todo el trabajo que tengo, me cuesta mucho desconectar. Solo lo consigo durmiendo.

–Ha viajado por todo el mundo, ¿cuál es au ciudad o país favorito?

–Madrid, pero también me gustan Roma, Londres y París.

–¿Cuáles son sus restaurantes favoritos?

–Aquí en Madrid son muchos, pero muchos, muchos. Afortunadamente tenemos una de las mejores cocinas del mundo.

–¿Qué libro está leyendo?

–“La piel del tambor”, de Arturo Pérez-Reverte, que la vamos a llevar al cine.

–Última pregunta, ¿cómo valoraría esta entrevista, del 1 al 10 (risas)?

–Con un 10.

–Enrique, gracias por su tiempo. Me ha encantado entrevistarte. Que sigan todos sus maravillosos y merecidos éxitos.

  • Nasrin Zhiyan es cofundadora de Massumeh