ARCO cierra la mejor edición en una década

La feria confirma su tendencia alcista de los últimos años y aumenta ventas y número de visitantes

Un stand de ARCO
Un stand de ARCO

La feria confirma su tendencia alcista de los últimos años y aumenta ventas y número de visitantes

Al segundo día ya se veía venir. Y así lo dijimos: que éste era el mejor arranque de los últimos diez años. Los galeristas hablaban con una sonrisa en los labios de que parecía que la feria apuntaba maneras de las buenas, que los coleccionistas que compran habían vuelto con ganas no solo de mirar. Las ventas arrancaban con ellos precisamente, con los latinoamericanos, sobre todo, que se paseaban por los pasillos de los pabellones 7 y 9 con intención de no hacer el viaje en balde. La dirección de ARCO confirmaba hoy su balance positivo. A ello se suma el incremento del 8% -con respecto al año anterior-, en el número de profesionales durante los primeros días, contabilizando un total de 35.887 personas. Todo hacer prever un crecimiento del 3% en el número de visitantes, superando así la cifra global de cien mil asistentes a lo largo de las cinco jornadas de celebración. Carlos Urroz, después de nueve años, cede el testigo a Maribel López, con la que lleva trabajando años, y ésta recoge una feria en mejor estado que la encontró aquél. Las mujeres -después de Juana de Aizpuru, Rosina Gómez-Baeza y Lourdes Fernández- vuelven a estar al mando.

La polémica, firmada por el tándem Santiago Sierra-Eugenio Merino en forma de “Ninot”, tuvo la fuerza del cava: subió, hizo ruido y se desvaneció. Quizá porque no había nada más. La galería Prometeo ha estado en el ojo de todas las cámaras y a rebosar de público distraído del arte y avezado en “selfies”. Después de varios contactos con compradores extranjeros y algún español más que interesado (aunque la mayoría unidos por la idea de indultar la figura, y eso no era posible, pues un contrato lo impide) parece que el desembolsar 200.000 euros para que la obra acabe hecha cenizas no ha terminado de cuajar. Tiempo al tiempo, que siempre hay un roto para un descosido.

Según la organización “este balance positivo, marcado por el especial dinamismo en las ventas y la calidad de los coleccionistas e invitados, son las claves que ha puesto de manifiesto la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, inaugurada el pasado jueves por los Reyes de España y el Presidente de la República del Perú, Martín Vizcarra, y la Primera Dama, Maribel Díaz Cabello”. “Ha sido una edición épica, la mejor de los últimos doce años”, afirman desde Leon Tovar. También en Lelong muestran su satisfacción y afirman que “en esta edición hemos trabajado de maravilla, como hacía muchos años, y hemos vendido desde ediciones de menor precio a piezas importantes. Hemos notado el regreso de coleccionistas españoles especialmente”. Desde Thaddaeus Ropac han resaltado “la buena marcha de las compras muy especialmente el primer día de la Feria, superando las ventas del año pasado”. También en Edward Tyler Nahem muestran su satisfacción destacando que “ha sido una edición muy buena y seguimos cerrando importantes ventas incluso durante los días abiertos al público”. Asimismo, las galerías del programa Opening han mantenido un elevado ritmo de ventas, tal y como manifiesta una de las comisarias de la sección, Ilaria Gianni: “es generalizado el balance positivo de los participantes, que han superado sus expectativas en la Feria y han podido establecer muy buenos contactos”.

Entre las compras institucionales y corporativas confirmadas en esta edición de ARCOmadrid figuran las adquiridas por la Fundación ARCO, por valor de 140.000 euros, sufragadas con fondos procedentes de la recaudación de la Cena Fundación ARCO celebrada en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad Madrid, el martes 26 de febrero con motivo de los Premios ´A` al Coleccionismo. Las obras adquiridas, con la asesoría de Vincent Honoré y Manuel Segade, corresponden a 4 artistas de 4 galerías participantes en la 38ª edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCOmadrid: Marion Verboom - Jerome Poggi-; Santiago de Paoli - Jocelyn Wolff-; Henrik Olesen -Chantal Crousel- y Rodrigo Hernández -Chertlüdde Galerie-, que pasarán a formar parte de la Colección Fundación ARCO, alojada en CA2M Centro de Arte Dos de Mayo de la Comunidad de Madrid.

Como cada año, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía también ha adquirido obras en ARCOmadrid. Es esta ocasión han sido un total de 19 obras de los artistas Maja Bajevic, Néstor Basterretxea, Andrea Büttner, June Crespo, Alejandro Garrido, Lugán, Rosalind Nashashibi, Marwan Rechmaoui y Azucena Vieites, por un valor de 350.000 euros.

Por su parte, el CAAC MALI, Museo de Arte de Lima, ha comprado obra de Claudia Martinez Garay -Ginsberg-, y la Fundación Helga de Alvear ha adquirido piezas de artistas como Jenny Holzer, Mario Merz, Antonio Ballester-Moreno, Jan Dibbets, Minjung Kim y Sol LeVitt.

DKV Seguros ha comprado piezas de Carlos Fernández-Pello -García Galería-; Fernando García -Heinrich Ehrhardt-; Elena Alonso -Espacio Valverde-; Mònica Planes -Àngels Barcelona- y Pablo del Pozo -Joan Prats-. Entre otras ventas figuran las registradas por la galería Lelong, que ha vendido, entre otras, obra de Jaume Plensa y David Nash; Helga de Alvear, de Ángela de la Cruz; la galería F2, de Miki Leal; JérômePoggi, de Sidival Fila; Luis Adelantado, de Rubén Guerrero; Cecilia Vicuña y Voluspa Jarpa, en Patricia Ready; Avelino Sala y Domènec, en la galería ADN; Meiro Koizumi en Annet Gelink; Los Carpinteros en Peter Kilchmann, Nacho Criado, en Formato Comodo. Hasta el año que viene, pues. La cita será entre el 26 de febrero y el 1 de marzo de 2020 con un concepto, “It’s Just a Matter of Time”, con la figura de Félix González-Torres como argamasa y núcleo.