ARCO descubre Finlandia

La Feria, que retrasa sus fechas, busca reforzar su imagen de «lugar donde descubrir artistas»

De izda. a dcha. Carlos Urroz, Fermín Lucas, Leevi Haapala, Markku Keinänen, Luis Eduardo Cortés y Auli Leskinen

MADRID- «Somos un país comprometido con la innovación. La historia nos obliga a buscar soluciones para problemas difíciles, así que eso nos ha convertido en un país de ingenieros. Pero también de artistas». Así describió el embajador de Finlandia en España Markku Keinänen a su propio país, que será el invitado en la próxima edición de ARCO. La Feria de Arte Contemporáneo de Madrid retrasará un poco la fecha de su celebración, que pasará a ser del 19 al 23 de febrero, y que contará con 12 galerías del país nórdico entre sus participantes. «Arco será una oportunidad para mostrar que stenemos mucha creatividad artística», añadió, mientras el director de la Feria, Carlos Urroz, lo corroboró a continuación: «Apostamos por escenas emergentes y Finlandia está en un momento muy interesante, con una nueva generación de artistas», dijo.

Distinguirse

Ante la dureza de la competencia, ARCO también tratará de posicionarse y de buscar su competitividad aprovechando algunas de sus bazas. Una de ellas, según Urroz, es que es una de las citas que reúne «a más directores de museos y críticos», por lo que «es un buen lugar donde descubrir a artistas nuevos», frente a otras ferias donde se compra un arte más consagrado. «Vamos a potenciar eso y también a las galerías que presentan a un solo artista, porque queremos reforzar nuestra identidad en ese sentido. Al igual que mediante los congresos, conferencias y charlas que se organizan, creemos que esa materia gris también puede distinguirnos», explicó.

La selección de participantes correrá a cargo de Levi Haapala de entre la pujante escena finesa, cultivada en torno a instituciones públicas de fuerte arraigo y academias que empiezan a ser reconocidas internacionalmente como la Escuela de Helsinki o la Universidad de Aalto de artes visuales. Haapala destacó la importancia que han tenido el vídeo y la fotografía desde los años 90, «década durante la que se habló de milagro nórdico». En la actualidad, en Finlandia existen más de 70 galerías de arte, concentradas en torno a Helsinki, el mayor centro cultural del país, con casi 20 galerías.

El comisario aseguró que tratará de «mantener el equilibrio» entre los soportes representados, pese a la preeminencia de los vídeos, que pueden no ser adecuados «por la naturaleza del recinto donde tiene lugar la feria, ya que para los vídeos son necesarios espacios oscuros». Según sus datos, el 41% de los mejores artistas finlandeses usan la fotografía como medio, mientras que el 32% opta por la película y el vídeo. Así, estarán representadas también la pintura y la escultura. También mantendrán la paridad en cuestión del sexo del artista, ya que, según dijo, el 43% de los mejores son mujeres, a diferencia del 13% mundial. Entre los nombres más destacados que se podrán contemplar en Madrid figuran las instalaciones de Eija-Liisa Ahtila, Jenni Hiltunen, Heta Kuchka, Riikka Kuoppala, Liisa Lounila, Sussanna Majuri, Minna Suoniemi y Antti Laitinen, entre otros. Aunque el proceso de selección todavía está abierto, la feria madrileña se convertirá en escaparate del país que quiere demostrar que no sólo hace buenos ingenieros.

La promesa que estará en Basilea

Eija-Liisa Ahtilaver es una de las promesas del arte de Finlandia y ha sido seleccionada para la edición de 2013 de Art Basel con una proyección de seis canales en una instalación conceptual, que pretende exponer al árbol, y su poca adaptación a las exigencias del mundo humano. La obra se exhibe en el Museo de Arte Contemporáneo de Helsinki.