Bernardo Aja, el fotógrafo fisgón

Casa de América acoge una exposición del artista en la que retrata la decadencia de antiguas familias acaudaladas de Hispanoamérica.