Carlos Urroz, nuevo director de la fundación TBA21 de Francesca Thyssen-Bornemisza

El ex director de ARCO se incorpora al proyecto e inaugurará su primera exposición con la Fundación y el museo madrileño en septiembre

Carlos Urroz fue director de ARCO
Carlos Urroz fue director de ARCO

El ex director de ARCO se incorpora al proyecto e inaugurará su primera exposición con la Fundación y el museo madrileño en septiembre

Carlos Urroz, exdirector de ARCOmadrid, ha sido nombrado director de TBA21 (Thyssen-Bornemisza Art Contemporary), la fundación creada por la coleccionista Francesca Thyssen-Bornemisza -hija del barón Thyssen- y que, para el nuevo responsable, es "un ejemplo destacado de colaboraciones exitosas entre artistas e instituciones". Después de nueve años al frente de la feria de arte contemporáneo Urroz anunció su marcha y su decisión de emprender un nuevo proyecto “dentro del mundo del arte”. De hecho, la pasada edición ha sido la última en la que él estuvo al frente, en esta ocasión codirigida por quien es su sustituta, Maribel López.

Urroz es un hombre curtido en el elemento artístico y esto significa un nuevo rumbo en su trayectoria. Su amistad con Francesca Thyssen viene de lejos. Juntos trabajaron en Sevilla, no han dejado de mantener el contacto y ella le pidió ayuda cuando su Fundación estrechó lazos con el Thyssen. Le pidió entonces que le echara una mano, pero la mano se quedó corta porque la tarea fue creciendo. “Necesito alguien que trabaje a mi lado a tiempo completo”, le dijo una vez que ella se enteró de que él abandonaba la dirección de ARCO. Y Urroz no pudo ni quiso negarse.

Se trataba de un proyecto “muy diferente a lo que se está haciendo en España, sobre todo en el tema de producción. Aquí no existe nada parecido. Y después está la vertiente de medio ambiente, que me parece de lo más interesante”, asegura Urroz después de haber ido de reunión en reunión todo el día en Viena. Habla maravillas de su nueva jefa -“una persona muy divertida y que no para”-, de su colección de arte, que define como “fantástica” y de los proyectos que le esperan, como su puesta de largo en septiembre, de la mano de Tomás Saraceno y Dominique González-Foerster, una producción “que es complicada por la abundante tecnología que encierra”, comenta. Pero será dentro de unos meses.

Su casa seguirá estando en Madrid, aunque los desplazamientos a Londres y Viena van a convertirse en bastante frecuentes. “Tengo una agenda tremenda llena de encargos de Francesca”, señala. Llevan semanas hablando pero solo desde la pasada trabajando, aunque parece que llevaran media vida a juzgar por lo intenso que lo define.

"La Fundación ha puesto un gran énfasis en el desarrollo de nuevas audiencias y en crear conciencia de los problemas sociales y ambientales desde la perspectiva de los artistas. Siempre he admirado el compromiso de Francesca con el arte y el trabajo que ha desarrollado TBA21", ha asegurado Urroz. A este nombramiento se añade el acuerdo de cuatro años suscrito con el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza para presentar una serie de exhibiciones de arte contemporáneo de la colección de la fundación en el museo y un programa público asociado "destinado a atraer nuevas audiencias".

De esta manera, se dará continuidad a la exposición 'Purple by John Akomfrah' de la colección TBA21 que se ha exhibido en el museo. Aunque la dirección de ARCO ya forma parte de su curriculum la feria sigue estando en el horizonte de quien fuera su dirección. En Lisboa, su segunda sede, Francesca Thyssen-Bornemisza presentará un libro e impartirá una conferencia sobre océanos y medio ambiente, una fascinación que también comparte Urroz.

El acuerdo incluye que dos exposiciones al año se presentarán en la sala de exposiciones temporales de Moneo en la planta baja del museo durante cuatro años. TBA21 es una fundación de arte centrada en artistas emergentes y establecidos de todo el mundo y que, desde 2015, ha tenido un fuerte enfoque en proyectos ambientales.

"Tengo un vínculo emocional natural con el Museo Thyssen-Bornemisza como miembro de la familia y como miembro de la junta. Esto comenzará una exploración de cómo llevar la colección permanente al siglo XXI, en nombre de la continuidad, algo a lo que se dedicó mi padre", ha señalado Francesca Thyssen-Bornemisza.