Blancanieves reina en el cine español

La cinta muda se alza como la favorita con 18 candidaturas, mientras que J. A. Bayona logra 14; «Grupo 7», 16, y «El artista y la modelo», 13

S i la gala de los Goya fuera una película, durante los últimos años habíamos visto desfilar los mismos protagonistas por la alfombra roja. Las categorías principales, salvo raras excepciones, han estado copadas por las vacas sagradas de la realización española. Este año, sin embargo, los espectadores encontrarán dificultades para reconocer algunas caras. ¿Cómo es Pablo Berger? ¿Y Alberto Rodríguez? A Juan Antonio Bayona lo conocimos por «El orfanato»; si no fuera por esta cinta, podría entrar en la categoría de dirección novel con «Lo imposible». Sólo el sempiterno Fernando Trueba nos confirma que sí, que esto siguen siendo los Goya.

Unión de técnica y arte

Que los académicos hayan respaldado la «Blancanieves» de Pablo Berger con 18 candidaturas no sorprende: ya había sido seleccionada por ellos para representar a España en los Oscar (aunque Hollywood no la eligiera). Así, esta cinta muda y en blanco negro se convierte en la segunda más nominada en la historia de los premios, sólo superada por «Días contados» (1994) y empatada con «La niña de tus ojos» (1998). Le sigue de cerca «Grupo 7», que se ha colado en 16 categorías, incluidas las de director para Alberto Rodríguez, y dos de sus protagonistas, Antonio de la Torre (que también opta como actor de reparto por «Invasor») y Julián Villagrán. «Lo imposible», con 14, y «El artista y la modelo», con 13, casi completan unos premios muy concentrados, en los que estas cuatro cintas reúnen 60 nominaciones. Normalmente, las películas suelen destacar en el apartado técnico o en el «artístico». Este año, sin embargo, los académicos han valorado estas dos facetas en las cuatro películas, lo que explicaría la cantidad de categorías en las que compiten.

La presencia de estrellas internacionales este año puede crecer de manera notable gracias a que, por primera vez, la Academia ha nominado a tres actores británicos por sus papeles en «Lo imposible». Nos referimos a Naomi Watts –australiana pero nacida en Reino Unido–, Ewan McGregor y Tom Holland, candidatos al premio a la mejor actriz protagonista, el mejor actor de reparto y el revelación, respectivamente. Con la muy probable nominación de Watts a los Oscar, resulta improbable que pueda asistir a la gala en Madrid; McGregor ya ha mostrado su interés por acudir junto al pequeño Holland. Penélope Cruz, que opta por la cinta italiana «Volver a nacer», completa la presencia de estrellas.

Antonio de la Torre, doblemente nominado, competirá por el cabezón al mejor actor con un veterano del cine y teatro español que, sin embargo, nunca había sido seleccionado: se trata de José Sacristán, y lo ha conseguido por «El muerto y ser feliz», de Javier Rebollo, que se estrena este viernes. Con su gran amiga Concha Velasco también hará justicia la Academia este año al otorgarle el Goya de honor: ella sí fue nominada, por actriz de reparto y protagonista, pero nunca se le concedió. La que está acostumbrada a desfilar por la alfombra más preciada de nuestra industria es Maribel Verdú, que con esta de «Blancanieves» suma nueve candidaturas, un récord sólo alcanzado por Victoria Abril. La intérprete de la madastra del cuento lo ganó en 2007 por «Siete mesas de billar francés». El 17 de febrero se conocerán los ganadores de esta edición, la número 27, que, por el cierre del Palacio Municipal de Congresos, se celebrará en el Centro de Congresos Príncipe Felipe. Para hacer más leve la espera, todavía tenemos el anuncio de las nominaciones de los Oscar, que se hará mañana. ¿Conseguirá «Lo imposible» alguna?