MENÚ
domingo 18 agosto 2019
02:36
Actualizado

¿Cómo sería el mundo si no existieran los Beatles?

Danny Boyle se une a Richard Curtis en esta comedia romántica con mucha música.

  • ¿Cómo sería el mundo si no existieran los Beatles?
Londres.

Tiempo de lectura 2 min.

05 de julio de 2019. 02:36h

Comentada
Cristina Belda.  Londres. 5/7/2019

ETIQUETAS

¿Cómo sería nuestro mundo si nunca lo hubieran pisado los Beatles? Esta es la premisa de «Yesterday», dirigida por Danny Boyle y con guión de Richard Curtis («Love Actually»), en la que Jack, un aspirante a cantante, despierta tras un accidente y descubre que es el único ser humano que recuerda al cuarteto de Liverpool. A medida que saca partido a cada canción del grupo, su popularidad crece como la espuma, pero también se arriesga a perder a su mejor amiga y mayor apoyo. En su ascensión a la fama se cruza con Ed Sheeran, en un cameo en el que el cantante se interpreta a sí mismo.

«Yesterday», que versiona 15 canciones de los Beatles –como «Help!», «Let It Be» y «I want to hold your hand»–, cuenta desde el principio con el beneplácito de los ex miembros del grupo británico y sus familiares. «A Ringo Starr y Olivia Harrison les ha gustado mucho; ambos nos enviaron cartas muy emotivas. Paul [Mccartney] no la ha visto aún, pero sabemos que le ha gustado el tráiler», asegura el también autor de «Slumdog Millionaire». Y, no menos importante, contaron con la aprobación de la productora Sony, que posee los derechos de las composiciones de la banda y que rara vez los concede para fines comerciales. «Con el dinero que hemos gastado en derechos se podría haber filmado otra película», bromea Boyle. Tanto éste como Curtis tienen dos estilos opuestos, pero parecen complementarse: sus carreras eclosionaron en los 90 dando un giro la percepción del cine británico moderno, con «Trainspotting» y «Cuatro bodas y un funeral», respectivamente. «Cuando terminé el guión de “Yesterday”, cuyo concepto original nace de una historia de Jack Barth, llamé de inmediato a Danny, aunque en un principio pensé que lo rechazaría –confiesa Curtis–. De alguna forma, “Cuatro bodas” es la anti “Trainspotting” y “Trainspotting” es la anti “Cuatro bodas”, aunque las dos contienen la misma euforia y finales inspiradores».

Un tributo a cuatro muchachos

Boyle, sin embargo, aceptó al instante. «Me pareció una idea brillante hacer un tributo a esos cuatro muchachos que lo cambiaron todo», afirma. El oscarizado director muestra una profunda humildad por el género de la comedia romántica, a la que vuelve más de 20 años después tras «Una historia diferente». «La comedia es un asunto muy serio y complicado, ya que a los ojos del espectador tiene que parecer que no ha requerido esfuerzo alguno... la manera de rodarlas es distinta a lo que estoy acostumbrado, tienes menos margen para manipular, debes confiar más en los actores... al fin y al cabo, estás contando algo muy personal», señala. En este caso, dice no haber podido encontrar una mejor combinación: «Es una historia de amor hacia la música, que forma parte de la cultura mundial, y a la vez una película sobre las posibilidades ilimitadas que te ofrece la vida; me gusta la idea de que, incluso cuando algo se ha perdido, puedes recuperarlo».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs