¿Despegó al país nipón del tópico?

La Razón
La RazónLa Razón

l ¿Cuál es la principal característica que destacaría de Nagisa Ôshima como director?

–La de un cineasta mucho menos conocido de lo que puede parecer. Se le asocia con el erotismo y el cine morboso, cuando, en realidad, tiene una carrera muy larga y fructífera. En sus primeros tiempos, destacó como un cineasta político y muy comprometido, un tanto raro y, por tanto, perseguido en Japón. Nos refererimos, sobre todo, a filmes anteriores a «El imperio de los sentidos».

l Se destacan entre sus influencias Buñuel y Pasolini, ¿a cuál cree que está más cercano?

–Estas comparaciones acaban siendo casi siempre bastante ridículas. Aunque es cierto que comparte con Buñuel ese interés por el erotismo y la pasión desatada. Con respecto a Passolini, les une al cine de ambos una preocupación por el contexto social y mucho compromiso, que, en un principio, estuvo muy cercano al comunismo. En cualquier caso, considero que posee una personalidad propia como para considerar su obra por sí misma y no es necesario ensalzarla por comparación con la de otros cineastas de la tradición europea, aunque él los conocía y seguía. A pesar de que el movimiento que se dio en llamar «Nueva ola» japonesa, que supuso unas películas mucho más concienciadas, puede considerarse la versión nipona de la «Nouvelle Vague».

l Por las preocupaciones éticas y estéticas, ¿considera que contribuyó a eliminar el tópico del exotismo de Oriente que existía en otras partes del mundo?

–Indudablemente, al ser un realizador muy internacional, con una filmografía tan premiada que llegó incluso a firmar coproducciones con Europa, se convirtió en un embajador muy valioso de la cultura nipona. Su particular universo contribuyó a romper la imagen folclórica y un tanto tópica que otros directores mas tradicionales, como Kurosawa o Mizoguchi, habían transmitido de su país en el extranjero. Esto no significa que no se permitiera, de vez en cuando, alguna película de samuráis, que también las hizo. Más que nunca, en este caso, el reduccionismo es negativo al hablar de su obra, ya que gran parte de ella permanece inédita fuera de Japón.