La belleza de Paolo Sorrentino no tiene rival

Su película arrasa en los Premios del Cine Europeo. La nueva «Dolce vita», recién estrenada en España, ganó cuatro galardones, incluido el de Mejor Filme

A ritmo de «Lo dudo» de Los Panchos, Almodóvar subió al escenario escoltado por una gran parte de su chicos: Elena Anaya, Leonor Watling, Rossy de Palma, Paz Vega, Blanca Suárez, Javier Cámara, Hugo Silva, Raúl Arévalo, Carlos Areces, que le habían preparado un número musical con «I'm so excited», el título de su nueva película, «Los amantes pasajeros», en inglés. Era uno de los protagonistas de la noche, ya que recogía el premio a toda su carrera por la contribución realizada al cine mundial. Tuvo que expresarse en inglés, como durante la mayor parte de las galas en que recoge galardones –«es cierto que me premian más fuera que en España», reconocía antes de la ceremonia–. Había avisado de que su dedicatoria iba a ser contundente y, aunque dudó al verse arropado por sus actores –«había pensado un discurso más serio», aseguró–, finalmente, tras recordar a su hermano y productor Agustín, a Alberto Iglesias, a José Luis Alcaine y a sus actores (Chus Lampreave, Carmen Maura, Antonio Banderas...), dedicó especialmente la estatuilla a «la nueva generación de directores» y a los españoles, a los que calificó como «resistentes al mismo nivel que la generación de las mujeres de mi madre» ante «un Gobierno que es sordo y ciego a los problemas». Tras su momento de gloria, Almodóvar se quedó finalmente sin el nuevo galardón de Mejor Comedia, que fue a parar a manos de «Amor es todo lo que necesitas», de Susanne Bier. La otra homenajeada por toda su trayectoria fue Catherine Deneuve, que, mucho más vulnerable que de costumbre, reinvidicó el cine europeo del que es una convencida, aunque admitió que «veo muchas menos películas de las que me gustaría». El resto de nominados españoles no tuvieron tanta suerte. Para empezar, en la categoría de Mejor Película de este año, sorprendentemente, no estaba «Lo imposible», que, sin embargo, sí tuvo a Naomi Watts compitiendo como Mejor Actriz, aunque la ganadora fue finalmente Veerle Baetens, por «The Broken Circle Breakdown». Tampoco hubo fortuna para «Blancanieves», que arrasó en los Goya y que competía por Mejor Película y Director.

Entre mantillas y peinetas

Por otra parte, se echaba en falta la nominación de Mejor Banda Sonora, que es uno de los elementos capitales de este extraordinario filme. Ni uno ni otro, solamente Paco Delgado, que ya había sido anunciado como Mejor Vestuario, salió al escenario para agradecer a Berger que le permitiera reinventar el número de las «mantillas y las peinetas». También estuvo presente el dramaturgo Juan Mayorga por boca de François Ozon, que le agradeció haber escrito «El chico de la última fila», en la que está basada otra cinta estupenda, «En la casa», mejor guión de la noche, que se había llevado la Concha de Oro de San Sebastián en 2012. «La gran belleza», que acaba de estrenarse en España, fue la incontestable ganadora de la noche, puesto que además del galardón Mejor Montaje y Actor, para Toni Servillo, que ya lo había obtenido en otra ocasión, logró el de Mejor Director y Película. Sorrentino estaba ausente de Berlín porque es miembro del jurado del Festival de Marrakech en estos momentos. Su retrato de la nueva «Dolce vita» romana a ritmo de videoclip eclipsó totalmente a «La vida de Adèle», o la sugerente y sexual historia de amor entre dos lesbianas con la que Abdellatif Kechiche ganó en el pasado certamen de Cannes. El realizador italiano en aquella ocasión se fue de vacío, ahora se ha tomado la revancha.

Una gala tediosa a pesar de los ataques al Gobierno de Almodóvar

Por muy criticadas que hayan sido siempre las ceremonias de los Goya, y no nos referimos ahora al aspecto político, sino, simplemente, en lo que se refiere a sus guiones, resulta complicado que la gala española no brille en comparación con la que anoche se celebró en Berlín. Aunque en tiempo fue mucho más corta, también es cierto que el número de galardones es igualmente más reducido, el ritmo fue más tedioso que las últimas entregas presentadas por Eva Hache y Andreu Buenafuente. A pesar de los esfuerzos de la presentadora, Anke Engelke, por dar brío a los participantes y tratar de eliminar la tensión con bromas certeras, el alto número de galardones ya concedidos y anunciados previamente no sólo elimina emoción, sino que permite a los galardonados unos discursos aún más largos de lo común, lo que hace desaparecer cualquier idea de tensión. Los presentadores de los galardones, para colmo, se permiten hacer comentarios sobre la valía de los nominados. Menos mal que Pedro Almodóvar (en la imagen, con el premio) y sus ataques al Gobierno español «amenizaron» la velada...

Lista de la galardones de la 26 edición de los Premios del Cine Europeo

Mejor película del año: "La grande Bellezza", de Paolo Sorrentino.

Mejor director: Paolo Sorrentino, por "La grande Bellezza"(Italia).

Mejor comedia europea: "Den Skalldede frisor"(Dinamarca), de Susane Bier.

Mejor actor: Toni Servillo, por "La grande Bellezza"(Italia)

Mejor actriz: Veerle Baetens, por "The brocken circle breakdown"(Bélgica)

Mejor guión: "Dans la maison", de François Ozon.

Mejor ópera prima, Premio Fipresci: "Oh Boy"(Alemania), de Jan Ole Gerster.

Mejor documental: "The act of killing"(Dinamarca/Noruega), de Jshua Oppenheimer.

Mejor vestuario: Paco Delgado, por "Blancanieves"

Mejor coproductora: Ada Solomon, Rumanía

Mejor banda sonora: Ennio Morricone", por "The best Offer"

Mejor película de animación: "The congress"(Israel), de Ari Folman.

Mejor cortometraje: "Dood vam een Schadum"(Bélgica), de Tom Van Avermaet.

Premio de Honor al conjunto de la carrera: Catherine Deneuve

Premio de Honor a la contribución al cine: Pedro Almodóvar

Premio del Público: "La cage dorée"(Portugal/Francia), de Ruben Alves.