«Los Vengadores», con sus mejores galas

El equipo de superhéroes vuelve a la carga. Todos unirán sus fuerzas contra el malvado robot de inteligencia artificial Ultrón.

Joss Whedon se despide de los superhéroes satisfecho del resultado final. Asegura que el titánico esfuerzo, como si él fuera un personaje más del filme, ha merecido la pena: «Nunca antes había trabajado tanto. Lo he dado todo para hacer esta película. Ha sido un puzle inmenso y siento que después de haber dirigido estos dos filmes ha pasado demasiado tiempo desde que pude crear algo mío propio», explica. En «Los Vengadores: la era de Ultrón» repite el reparto de lujo de la última cinta, con Robert Downey Jr. como Iron Man; Mark Ruffalo en el papel de Hulk; Scarlett Johansson como la Viuda Negra; Chris Evans dando vida al Capitán América; Jeremy Renner encarnando a Ojo de Halcón, y Chris Hemsworth como Thor. La «troupe» que se verá las caras con Ultrón se lo ha puesto sumamente fácil al director, uno más del grupo, porque son «de lo mejor que hay en este negocio y saben lo que tiene que hacer en cada momento». Thor, con el martillo a un lado –el arma protagoniza una divertida escena en el filme– y ya vestido como Chris Hemsworth, asiente: «Formamos un equipo sólido y bien costruido; fuera cada uno tiene su vida. Ha habido muy buenos momentos porque nos llevamos bien a pesar de lo que se dice de si somos estrellas y nos nos podemos soportar. No es nuestro caso. Estábamos deseando volver a vernos de nuevo», dice.

Y ahí le ponemos un pero. ¿Seguro que quería volver a medirse con Iron Man? Hemsworth se ríe: «Thor es un blanco fácil para Tony Stark, un tipo que está lleno de sarcasmo e ingenio. En el fondo se parecen, chocan pero no acaban de llevarse mal del todo. Aunque le digo una cosa, que es el mayor problema que tiene Thor. Su animosidad es un hecho». Downey precisamente protagonizó uno de los más sonoros desplantes durante la promoción del filme: ante la pregunta de un periodista sobre su pasado con las drogas, decidió marcharse «y lo debería haber hecho mucho antes. Siempre he asumido mis actos, pero ésta es una película que van a ver muchos niños y no me parecía adecuado que en la promoción se preguntara por esos temas», señala el actor, quien cree que cada vez que se calza el traje de Iron Man es diferente, «siempre hay algo que cambia». Otro de los alicientes es que en esta entrega se haya contado con James Spader, uno de sus viejos y grandes amigos. Y deja escapar un deseo en voz alta: «Ojalá en la siguiente entrega de la saga estuviera presente el personaje de Spiderman. Me declaro fan suyo y no dudaría en pedirle al director alguna escena con él».

Siguiente entrega, para 2018

Basada en el popular cómic de Marvel, de 1963, esta nueva cinta cuenta cómo el millonario Tony Stark (Iron Man) intenta reactivar un programa de inteligencia artificial con la intención de mantener la paz en el mundo, pero la tecnología le falla y Los Vengadores deberán salvar el planeta ante la amenaza del villano tecnológico Ultrón. Con la ayuda de los gemelos Maximoff (la Bruja escarlata y Quicksilver), que son producto de los experimentos del Barón Strucker y que poseen los poderes de la súpervelocidad y la manipulación mental, Los Vengadores deberán hacer frente al aterrador maligno en su deseo de extinguir a la raza humana.

La siguiente entrega, que se llamará «Avengers: Infinity War» y llegará a las salas en dos partes (en los años 2018 y 2019), será dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo, responsables de «Capitán América: El soldado de invierno», así como de la siguiente entrega de este personaje, «Civil War», que se estrenará en 2016. Porque si algo tienen claro en Disney –propietaria de Marvel– es que los superhéroes son rentables y seguirán explotando el filón mientras siga funcionando en taquilla.La primera entrega de «Los Vengadores» fue un sonoro éxito: en 2012 se convirtió en la tercera película más taquillera de la historia, con 1.518 millones de dólares, sólo por detrás de «Avatar» (2009) y «Titanic» (1997), y esta segunda buscará reventar las cifras. Además, se coloca número uno en la lista de las adaptaciones de cómics y de superhéroes que más han recaudado, seguida por «Batman: el caballero de la noche» y «Batman: el caballero de la noche asciende» y es líder también entre las películas más vistas de ciencia ficción.

En esta nueva película, algunas historias paralelas, como la de Ojo de Halcón con su familia o la compleja relación entre el científico Bruce Banner (Hulk) y la bella Natasha Romanoff (la Viuda Negra). «Es una relación que no tiene ninguna posibilidad de prosperar, ya que los dos personajes tienen objetivos más importantes de los que no pueden huir. Eso es lo más heroico de Natasha, que elige ayudar a salvar la Tierra en lugar de su beneficio personal», declaró la actriz, para quien su personaje tiene un gran enemigo, «ella misma. Ha de luchar contra su pasado para avanzar en el futuro, de ahí que siempre esté con los cinco sentidos desplegados», dice, mientras Ruffalo agradece la enorme ayuda que la ha prestado Downey durante el rodaje, «pues, aunque ya le conocía de antes, se ha comportado como si fuera un hermano mayor para mí. Hemos trabajo juntos de maravilla». Hemsworth insiste en que el director quería huir de la imagen de Thor como «un vikingo que enarbola un martillo, un hombre musculado sin más. Existe más trabajo en equipo. Junto a Capitán América vamos a hacer cosas sumamente interesantes». ¿Qué es lo que le divirtió más? «Las escenas de conjunto. Lo pasamos de maravilla. Formamos un estupendo equipo».