Pulp Fiction, Forrest Gump y El Rey León cumplen 20 años

Cartel promocional de Pulp Fiction

En 1994 ocurrieron grandes acontecimientos como la reinauguración de la Capilla Sixtina por Juan Pablo II o la expulsión de Diego Armando Maradona por dopaje en el Mundial de Estados Unidos, entre otros seguramente más relevantes.

En la parte que nos incumbe, la cinematográfica, fue un año de grandes superproducciones y de películas que marcaron un antes y un después tras su estreno. Este es el caso de tres películas fundamentales en la historia del cine y en la memoria colectiva. Ya se cumplen 20 años de Pulp Fiction, Forrest Gump y El Rey León.

Es una de las películas de culto por excelencia. Dirigida por Quentin Tarantino, este filme supuso el estrellato definitivo para su director después de Reservoir Dogs, estrenada dos años antes.

Estuvo nominada a siete Óscars, entre ellas la de «Mejor película» y «Mejor director», de los cuales ganó el de «Mejor guión adaptado». La película recaudó más de 170 millones de euros en todo el mundo.

En España se estrenó un viernes 13, sin levantar mucha expectación. Contó con cuatro estrellas mundiales en su elenco, que en su momento sólo eran actores cualquiera, John Travolta, Uma Thurman, Samuel L. Jackson y Bruce Willis.

Entre batidos de 5€, drogas, asesinatos y humor negro corre este celuloide cargado de acción y una depurada técnica de «flashbacks» por parte de Tarantino.

De sus 153 minutos de duración cabría destacar numerosas escenas como el famoso baile entre Vincent Vega (John Travolta) y Mia (Uma Thurman), el pasaje bíblico, antes de una matanza, por parte de Jules (Samuel L. Jackson) o el irónico momento del atraco a la cafetería. Eso ya queda a elección del espectador elegir su favorita.

De la mano de Tom Hanks llegó una de esas películas que marcan a una generación. Forrest Gump se transformó en un éxito a lo largo de todo el mundo. El filme recaudó más de 530 millones de euros.

La historia de Forrest, desde que es niño, pasando por la adolescencia, hasta su edad adulta, conmovió, hizo llorar y reír al mismo tiempo a millones de espectadores.

Forrest, Jenny, Bubba y el teniente Dan Taylor fluyen a lo largo de las más de dos horas de la película de manera suave y conexa entre las diferentes hechos que se interrelacionan y se conectan entre sí.

Ganadora de seis Óscars, en los que se incluyen «Mejor película», «Mejor director» y «Mejor actor», y nominada a trece candidaturas, el filme cuenta con demoledor sentido común y la aplicación de los más sencillos valores y conceptos vitales.

Pare elegir alguna escena de esta película se necesita más que un simple visionado o más que un simple vistazo. Cada vez que nos deleitamos a repetir el largometraje, algún momento se llena de algún nuevo significado y se transforma en esa nueva escena preferida.

Se trata del clásico entre los clásicos del cine de animación de la casa Walt Disney. Es una de esas películas que marcan un antes y un después.

Simba, Scar o Mufasa pasaron a ser nombres propios dentro de la cultura del cine y entre la juventud. 20 años después, la simple melodía del «Hakuna Matata» de Timón y Pumba te traslada a esa butaca de cine donde por primera vez descubrías qué era una hiena o un león malvado.

Dirigida por Rob Minkoff y Roger Allers, el filme recaudo más de 770 millones de euros a lo largo de todo el mundo. Se encuentra entre las 20 películas más taquilleras de la historia del cine.

El Rey León se volvió a estrenar en 2002, esta vez gracias a la tecnología 3D. A parte de este reestreno, la película inspiro una de los musicales de mayor éxito, estrenándose en Broadway en 1997 y firmando producciones hasta nuestros días.

La música es uno de sus puntos fuertes, firma de Disney, pero esta vez, El Rey León fue más allá. Fueron las canciones de Elton John lo que sirvieron para hacerse con dos premios de la Academia, incluyendo Mejor banda sonora original y Mejor canción original.