Cultura

Diez obras maestras de Pei

Recorremos los pasos de Leoh Ming Pei a través de diez de sus construcciones más emblemáticas.

Más de un siglo de vida y verdaderas obras de arte, a través de las cuales ha dejado su huella. 102 años desde que nació en la ciudad de Cantón (China) en 1917. Años entre los que ha llevado sus pensamientos hacia la emblemática Pirámide del Louvre, una obra que indudablemente marcó su trabajo, o el Museo de Arte Islámico de Doha. 102 años de Leoh Ming Pei, considerado uno de los últimos maestros de la arquitectura moderna. Así, con su representativo estilo y ganador del Premio Pritzker en 1983, recorremos sus pasos a través de diez de las construcciones más emblemáticas:

1. Pirámide del Louvre (París)

Esta pieza fue un encargo del, por aquel entonces, presidente de Francia, François Mitterand, a un todavía desconocido en Europa Pei. Se trata de una pirámide de cristal de 21 metros con casi setecientos paneles de aluminio y vidrio, que sigue los patrones de las construcciones egipcias y da acceso al edificio del Museo del Louvre.

2. Centro de Ciencia de Macao (China)

Inaugurado en 2009, tras ocho años desde su concepción y con una gran visibilidad al llegar en el Jetfoil desde Hong Kong, presenta una forma diferente, totalmente asimétrica, cónica, con una gran pasarela y un atrio interior.

3. Museo Miho en Kyoto (Japón)

El paisaje cobra una importancia de gran relevancia en esta construcción inaugurada en 1977, en la que túnel y, después, un puente de cable suspendido sobre un precipicio, nos conduce hacia la monumental entrada al Museo. Un espacio para el arte en medio de un entorno montañoso, rodeado de la frondosidad de sus bosques.

4. Torre del Banco de China en Hong Kong (China)

Un imponente rascacielos de 315 metros que inunda la ciudad hongkonesa de una majestuosidad propia de sus construcciones, que se disponen a dejar atrás el clasicismo de sus formas. Consta de cinco columnas principales que soportan el edificio de 72 plantas y, en la número 49, un pequeño mirador nos lleva a contemplar la grandeza de la ciudad.

5. Museo de Arte Islámico en Doha (Catar)

Abierta al público en el año 2008, esta obra se materializa a través de una pulcra sencillez de figuras geométricas, que el propio arquitecto consideró en su momento como ‘’la esencia de la arquitectura islámica’’. Un rincón para las piezas artísticas, tanto de cerámicas y elementos textiles, como de manuscritos del propio país que lo resguarda.

6. Torre Espacio (España)

Uno de los cuatro rascacielos más altos de Madrid que fueron encargados, cada uno, a un arquitecto diferente. En obras como esta, al igual que en la Torre del Banco de China, Pei se aleja por completo de la esencia antigua que tanto le fascina en otras construcciones.

7. Galería Nacional de Arte (Washington)

Una nueva ala construida en 1978, nos lleva de nuevo a sus características estructuras geométricas, pero fragmentada, a diferencia del Edificio Oeste que forma parte de la misma galería.

8. Ayuntamiento de Dallas (EE UU)

Alejado de los museos y envuelto en espacios públicos, el diseño de pirámide invertida es solo una consecuencia de las necesidades del espacio, que proliferan en obras cuanto más originales. Una eficaz manera de elevar las limitaciones al panorama de la creatividad.

9. Biblioteca y Museo JFK en Boston (EE UU)

Edificio asimétrico que contiene en su interior los papeles y la correspondencia original de la administración de los Kennedy, así como libros especiales y algunos materiales tanto publicados como inéditos.

10. Salón de la Fama del Rock and Roll en Ohio, EE UU

Dedicado al recuerdo de los músicos más influyentes de la historia del Rock e inaugurado en 1995, alberga entre sus paredes las memorias de músicos como The Beatles, The Rolling Stone o Jimi Hendrix. Su estructura se maneja en torno a la geometrización de las formas que impone, nuevamente, la sencillez y la modernidad.